EU bombardearía Irán próximo año

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/9A76A5C8-4CEB-4E06-8736-083BFBA5826A.jpeg

WASHINGTON (AFP).- Estados Unidos podría optar en 2007 por un ataque militar contra Irán en lugar de la vía diplomática y bombardear instalaciones nucleares iraníes, estimaron expertos en Washington.

“Pienso que va a hacerlo”, dijo a la AFP John Pike, director de Globalsecurity.org, un centro de análisis de temas militares, a propósito de las intenciones del presidente George W. Bush de atacar Irán. Según Pike, Estados Unidos podría “bombardear instalaciones de armas de destrucción masiva el próximo verano”, pero esta operación será “limitada” y no será seguida de una invasión.

El periodista estadounidense Seymour Hersh reavivó este fin de semana esta hipótesis al afirmar que los halcones del gobierno de Bush, con el vicepresidente Dick Cheney a la cabeza, están dispuestos a atacar Irán, con el riesgo de hacer caso omiso a la aprobación del Congreso, controlado a partir de enero por los demócratas.

En un artículo publicado en la revista The New Yorker, el reputado periodista afirmó que un mes antes de las elecciones legislativas del 7 de noviembre, en las que vencieron los demócratas, Dick Cheney participó en una reunión dedicada a Irán. Según el periodista, el vicepresidente indicó que, incluso en caso de una victoria demócrata, no se descartaría la opción militar contra Irán. La Casa Blanca publicó un comunicado en el que rechaza las afirmaciones del artículo y alega que está “lleno de inexactitudes”.

   Joseph Cirincione, experto del Center for American Progress, un centro de reflexión cercano a los demócratas, piensa también que la opción militar contra Irán podría ser la opción del gobierno estadounidense.

   “No es realista pero no quiere decir que no lo vayamos a hacer. Es menos probable después de las elecciones, pero todavía es completamente posible”, estimó Cirincione en una comunicación con la AFP.

   “Si usted mira lo que hace el gobierno de Bush, parece que nos lleva inevitablemente hacia un conflicto militar”, dice, añadiendo que no se hace nada para promover soluciones alternativas, como establecer conversaciones con Teherán sobre Irak que podrían luego ser extendidas al programa nuclear iraní y al papel de Teherán en la región.

   Según Cirincione, el gobierno de Bush está tentado con la idea de “suprimir al régimen iraní”. “El programa nuclear es una razón, pero en el fondo está esta idea de que la fuerza militar estadounidense puede ser utilizada para transformar completamente Medio Oriente”, añade.

   Los halcones de la administración Bush perdieron uno de los suyos con la dimisión del secretario de defensa Donald Rumsfeld y su sustituto, Robert Gates, abogó en el pasado por un diálogo directo con Teherán. Pero “se quedan en el nivel más alto del gobierno”, particularmente con Dick Cheney, estima Cirincione.

   El experto acusa a los neoconservadores de continuar promoviendo la opción militar. En una columna publicada el domingo en el diario Los Angeles Times, Joshua Muravchik, experto en el centro de reflexiones neoconservador American Enterprise Institute, llama a atacar a Irán.

   “Debemos bombardear Irán”, escribe. “La vía diplomática y las sanciones no llevaron a ninguna parte (…). Nuestras opciones han sido reducidas a dos: podemos prepararnos para vivir con Irán dotado de armas nucleares o utilizar la fuerza para impedirlo”, añade.

   El gobierno israelí también presiona a Washington para que sea más duro con Irán. El viceministro israelí de Defensa, Ephraim Sneh, declaró la última semana que no descartaba un ataque preventivo militar contra Irán.

   Una amenaza que no pareció impresionar al presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, quen aseguró el lunes que Israel era incapaz de atacar las plantas nucleares de Irán por el momento y calificó de “guerra psicológica” las declaraciones israelíes.