EU está dividido a cuatro años
de inicio guerra Irak

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/F5532B1E-3FE4-4BB3-94B4-DF0DD37F7B96.jpeg

Washington (EFE).- El cuarto aniversario de la toma de Bagdad pasó ayer en Estados Unidos sin mucha alharaca, mientras continúa el debate en torno a una guerra que cada vez requiere más esfuerzo y es menos popular.

El 9 de abril de 2003, apenas 21 días después de que EEUU invadiera Irak, unos 70 tanques “Abrams M1” y 60 transportes de personal blindados entraron en Bagdad mientras se desmoronaba el otrora temido ejército del ex presidente iraquí Sadam Husein.  “Fue una campaña rápida, exitosa, brillante”, dijo a Efe Thomas Donnelly, un experto del grupo conservador American Enterprise Institute.

Los principales diarios de Estados Unidos pasaron ayer  por alto el aniversario y las cadenas de televisión tampoco emitieron programas especiales con las imágenes del derribo de una gran estatua de Sadam, que vino a simbolizar la caída de aquel régimen. Mientras las columnas invasoras avanzaban desde Basora hacia la capital iraquí, muchos expertos militares temían que el ejército de Sadam diera una batalla casa por casa, calle por calle. No ocurrió en 2003, pero vastas áreas de la ciudad se han tornado intransitables para los invasores en los últimos dos años.

En Irak han muerto más de 3.260 soldados estadounidenses y otros 25.000 han resultado heridos. Mientras tanto en Washington el Congreso, ahora dominado por los demócratas, y el presidente George W. Bush, en el tramo final de su segunda administración, están enzarzados en una pugna por la conducción de la guerra.  Casi tres meses después que Bush ordenara un incremento de más de 25.000 soldados en el contingente de 140.000 destinados en Irak, el general estadounidense William Caldwell, comandante de la Fuerza Multinacional en el país árabe, dice que empieza “a notarse más seguridad” en Bagdad.