EU impide  a FMI analizar sistema financiero

Washington
EFE

 Estados Unidos no ha permitido hasta ahora al FMI analizar en detalle su sistema financiero, pese a que sus fallas ocasionaron el “big bang” de la crisis que se ha extendido por el resto del mundo, según fuentes del organismo.

Mientras en el Grupo de los Siete (G-7) y en el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) los ministros de Economía del mundo debaten este fin de semana cómo enmendar las deficiencias, nadie aparte del Gobierno de EE.UU. conoce los entresijos de su entramado financiero, que tiene un impacto inmediato en todo el planeta.

La negativa de Washington es paradójica, dado que el propio Gobierno de Estados Unidos ha presionado en los últimos años al FMI para que centre su trabajo en asuntos cambiarios -y convenza a China para que revalúe su moneda- y temas financieros en general. El Fondo se ha movido en la dirección deseada por su máximo accionista y ha enviado a sus expertos a hacer un análisis concienzudo de “los puntos de tensión potencial” de los sistemas financieros de los países miembros que se lo han permitido, se informó.

Lo que le preocupa al FMI en especial son los riesgos que problemas en países “sistémicos” representan para el resto del planeta, justo lo que se ha constatado en la actual crisis financiera con la aparición de un “agujero negro” en las hipotecas de riesgo en Estados Unidos.

La gran mayoría de los países avanzados, incluidos Reino Unido, Japón, Francia, Alemania y España, se han sometido al “Programa de Evaluación del Sector Financiero”, como se conoce formalmente a la revisión, y también lo han hecho algunas naciones en desarrollo, como Chile, Colombia, México, Marruecos y Arabia Saudí. No obstante, otras se han manifestado renuentes a dejar que el FMI analice su estructura reguladora y descubra los conflictos de competencias entre agencias, las luchas internas de poder y las tensiones entre Gobierno central y provincias o estados, según fuentes conocedoras del programa.

Aún así, los resultados de la revisión pueden permanecer parcial o completamente confidenciales, dado que el país en cuestión debe dar su visto bueno para que el organismo los divulgue.

El jefe de asuntos internacionales de EU, David McCormick, anunció en un discurso hace unas semanas que su país sí permitiría la revisión, pero no de forma inmediata, sino que empezaría “el próximo año”.