EU pide votar contra Venezuela

WASHINGTON (AP).– La campaña de Estados Unidos para bloquear la elección de Venezuela al Consejo de Seguridad continuó ayer, martes, en el Pentágono con una petición formal del secretario de Defensa Donald Rumsfeld a su colega chilena Vivianne Banlot para votar por Guatemala.

Pero, Banlot declaró que le manifestó que Chile no ha tomado todavía una posición final a cuál de los dos apoyaría como miembro temporal del consejo para ocupar el asiento que dejará Argentina en diciembre.

“Le dijimos que la votación es un tema de estudio (por el gobierno chileno) y que allí hay muchos intereses que considerar’’, dijo Banlot a reporteros. “Obviamente, independientemente de por quien demos nuestro voto, en ningún caso eso va a tener que ver con una mayor o menor cercanía con los Estados Unidos’’.

En Guatemala, el presidente Oscar Berger dijo que su país estaba cerca de obtener los votos que requiere para ganar la elección, indicando que había ya contado hasta 98 manifestaciones de apoyo.

Un reportero le recordó a la ministra que Venezuela había apoyado fuertemente el año pasado la candidatura a la secretaría general de la OEA de su actual secretario, el político chileno José Miguel Insulza y puede haber llegado el momento de pedirle la devolución del favor.

“En política puede pasar cualquier cosa’’, contestó. “Mi comentario sería que cuando se trata de decisiones sobre quién está en el Consejo de Seguridad no se trata de andar cobrando favores’’.

Indicó que en una institución como las Naciones Unidas debe existir “una capacidad de responder en la forma que a nosotros como país nos parece correcto’’.

La ministra no entró en detalle en este punto, pero anteriormente el Departamento de Estado dijo que Venezuela en el Consejo de Seguridad no sería de mucha ayuda en la lucha contra el terrorismo internacional.

Banlot recordó que en una reciente reunión de ministros de defensa en Colombia “hemos podido constatar que Venezuela tiene una posición que tiende a diferir de la mayoría de los países sudamericanos’’.

Lograr un acuerdo en esas condiciones “fue difícil’’, pero al final se logró consenso pese a la incredulidad de Argentina, Colombia y Chile, entre otros países, afirmó.

“Yo creo que hay un reconocimiento de nuestra parte que Venezuela tiene posiciones que nosotros no compartimos en muchas materias’’, dijo. “Pero también pensamos que la manera de resolver nuestros problemas con Venezuela es fomentando el diálogo’’.

Preguntada si creía que Venezuela estaba en una carrera armamentista, Banlot dijo que en América Latina “no hay una carrera armamentista en este momento’’ en ningún país.

Pero, explicó que Venezuela “está bastante más activa que los demás en materia de defensa, de armamentos, y es una situación que nosotros tenemos que observar’’.

Indicó que el gobierno chileno estaba recopilando información disponible “sobre lo que está ocurriendo (en Venezuela) y en el momento en que creamos que hay alguna anomalía, que se está produciendo un desequilibrio (militar) lo vamos a manifestar en los foros que tenemos’’.

Banlot formuló sus comentarios en la misma jornada en que el Departamento de Estado dijera que Estados Unidos ha pedido a Rusia reconsiderar la venta de aviones caza y helicópteros a Venezuela por unos 1.000 millones de dólares.

Tom Casey, vocero del departamento, dijo que el hecho de que los aviones Sukkoi SU-30 cuestan entre 30 y 45 millones de dólares por unidad, dependiendo del modelo, se planteaban “algunas interrogantes’’ sobre las prioridades venezolanas de gasto.

Banlot declaró que “no ha habido tiempo para certificar’’ que Venezuela está realmente haciendo las compras y pidió aguardar a ver “si eso se materializa’’.

“Lo que se sabe es que se están deshaciendo de unos aviones y comprando otros’’, dijo. “No tenemos todavía una evaluación que nos permita dar una opinión’’.

Pero, hizo notar que Venezuela “se está alejando de los proveedores tradicionales y se está alejando por razones políticas’’.

“Entonces, lo que a nosotros nos preocuparía no es el tema del armamento sino las diferencias políticas que se están produciendo en esta región’’, declaró. “Eso sí nos preocupa y nos preocupa que no podamos mantener un diálogo’’.