EU preocupado por libertad de expresión
en Venezuela

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/532F143D-DEDB-45D2-A2E0-DB8F5C70EFDA.jpeg

WASHINGTON (AFP) – Estados Unidos está preocupado por el estado de la libertad política y de expresión en Venezuela y por la sentencia pendiente contra los líderes del grupo opositor Súmate, indicó el lunes Richard Boucher, portavoz del Departamento de Estado.

   “Estamos siguiendo de cerca los desarrollos en el caso de Súmate y estamos preocupados de que el pedido pendiente en la corte para una orden de arresto contra los líderes del grupo constituya, otra vez, una violación de los estándares básicos de justicia y derechos humanos”, indicó Boucher a la prensa.

   “No creemos que los líderes (de Súmate) hayan violado ninguna ley venezolana, ni la Constitución venezolana. Así que esto forma parte de nuestra preocupación continua sobre el estado de la libertad política y de expresión en Venezuela”, afirmó Boucher.

   Boucher sostuvo que el gobierno de George W. Bush también ve con preocupación un proyecto de ley que prohibiría la financiación doméstica o extranjera de ONGs -así como cierto tipo de protestas democráticas y de expresión política- y el proyecto de ley de prensa, que dijo amenaza la libertad de expresión.

   “Tenemos una gran preocupación sobre el contenido de esta ley (que prohibiría la financiación de ONGs), así como la ley de prensa, que amenaza la libertad de expresión en Venezuela. Creemos que esta propuesta, si se convierte en ley, penalizaría la defensa de los derechos humanos en Venezuela”, estimó.

   Súmate, una organización civil venezolana que promovió el fracasado referendo revocatorio del mandato de Chávez en agosto, recibió 53.400 dólares del National Endowment for Democracy (NED), una institución privada bipartidista que apoya a grupos pro-democráticos en todo el mundo con fondos del Congreso estadounidense.

   El 29 de setiembre, un fiscal venezolano pidió el arresto de la directora ejecutiva de Súmate, María Corina Machado, y de otro integrante del grupo por “conspiración” contra el país, que se castiga con 8 a 16 años de cárcel. Ambos están en libertad, y la audiencia fue fijada para el 2 de noviembre.

   Machado y otros tres integrantes de Súmate están acusados de conspiración por aceptar dinero de “una potencia extranjera”. Esperan de la justicia venezolana una sentencia por cargos de “conspiración” y “rebelión civil”.

   Chávez asegura que a través del NED, Estados Unidos financió a grupos opositores para desestabilizar su gobierno.

   Machado afirma que del dinero del NED Súmate utilizó unos 30.000 dólares para concientizar a los venezolanos sobre sus derechos electorales.

   El gobierno de Chávez acusa a los principales medios privados, que en su mayoría se oponen al gobierno, de haber estado ligados al golpe de Estado de abril de 2002, que le sacó del poder durante menos de 48 horas, y de haber acallado las protestas que pedían su regreso.