EU propone nuevo impuesto a banca

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/FD0700C8-1827-4F44-BB4B-8BF22E6C092C.jpeg

Washington.  EFE.  El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó ayer el nuevo gravamen que quiere imponer a la banca para penalizar sus excesos, como las “bonificaciones obscenas”, y que permitirá recuperar parte del dinero público invertido en el rescate financiero.

De ser aprobado por el Congreso, el nuevo gravamen, bautizado como “tasa de responsabilidad en la crisis financiera”, permitirá recaudar unos 90.000 millones de dólares en diez años y 117.000 millones en doce años, según la Casa Blanca.

El nuevo impuesto se aplicará a las 50 mayores entidades financieras que operan en el país, entre bancos, aseguradoras e intermediarios financieros, aunque quince de ellas son filiales de compañías extranjeras.

El gravamen implicará, según los cálculos de los expertos, el pago de 1,5 millones de dólares por cada 1.000 millones de activos de las entidades. El 60% de la recaudación total provendrá de las diez mayores firmas financieras de Estados Unidos.

En la presentación de esta iniciativa, Obama dijo que si los grandes bancos están en tan buenas condiciones que pueden pagar “bonificaciones obscenas” también pueden devolver a la ciudadanía el dinero que los salvó del colapso.

El presidente se refirió así al plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares conocido como Programa de Alivio de Activos Depreciados (TARP, por su sigla en inglés), que fue aprobado a finales de 2008 por el anterior Gobierno.

Dado que todo el dinero no se ha gastado, y que algunos bancos están devolviendo las ayudas, la Casa Blanca calcula que el TARP costará finalmente unos 117.000 millones, por debajo de los 341.000 millones que se creía el pasado verano. El nuevo impuesto, en cualquier caso, estará en vigor hasta que se recupere todo el dinero publico invertido en el rescate de las grandes entidades financieras.