EU quiere relanzar plan de paz en Medio Oriente

WASHINGTON .- Estados Unidos afirma estar dispuesto a relanzar la “hoja de ruta”, el plan de paz para el conflicto árabe-israelí, pero sigue hostil a toda posibilidad de diálogo con el presidente palestino Yasser Arafat.

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, dijo que esta nueva disposición de Estados Unidos podría hacerse efectiva cuando el primer ministro israelí Ariel Sharon y su nuevo homólogo palestino Ahmad Qorei se reúnan.

“Estamos dispuestos a comprometernos más firmemente cuando se produzca esta reunión y cuando podamos hacer avanzar la hoja de ruta”, el plan de paz internacional auspiciado por Estados Unidos, declaró Powell entrevistado por la radio pública NPR.

“Esperamos que las condiciones se den en las próximas semanas para que podamos comenzar a trabajar de nuevo sobre esta hoja de ruta” que prevé lograr un Estado palestino por etapas de aquí a finales del 2005, agregó el jefe de la diplomacia norteamericana.

Powell agregó que Washington no tenía ninguna intención de suavizar su posición frente a Arafat, que es mantenido al margen por la diplomacia norteamericana.

“Nosotros no trataremos con el presidente Arafat. No hablaremos con el presidente Arafat sobre una base oficial, por la simple razón que no creemos que él sea un socio responsable para la paz”, declaró.

Estados Unidos elogia la Iniciativa de Ginebra por constituir un esfuerzo para el diálogo en Medio Oriente, pero reitera que respalda a la “hoja de ruta” de la comunidad internacional para la paz en la región, cuyo contenido difiere del de ese proyecto no oficial palestino-israelí.

Junto a las señales alentadoras enviadas a los promotores del plan, Washington reiteró que su principal interés está en la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos.

No obstante, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, declaró este jueves en rueda de prensa que la Iniciativa de Ginebra, es “perjudicial y molesta” para Israel y constituye “un error dar un espectáculo semejante”.

Estimó también que podía “poner en peligro” la aplicación de la hoja de ruta, el plan de paz preparado por el Cuarteto para Medio Oriente, integrado por Estados Unidos, Rusia, la ONU y la Unión Europea.

Por su lado, los países árabes ven en la Iniciativa de Ginebra una nueva contribución a los esfuerzos de paz pero temen que tenga pocos efectos debido a la política del primer ministro israelí, Ariel Sharon.

Tanto Egipto como Jordania, únicos países que han firmado tratados de paz con Israel, proclamaron su apoyo a este plan no oficial rechazado por el gobierno israelí.

Powell acogió favorablemente los dos planes de paz oficiosos presentados por diversas personalidades israelíes y palestinas, indicando que solo se trataba de “ideas” y sin referirse a su contenido.