EU trataría caso Irak con Teherán

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/F0E5AADB-D974-47DE-AC80-97EEA3342D92.jpeg

WASHINGTON (EFE).- El Gobierno de EEUU aseguró hoy que está dispuesto “en principio” a dialogar con Irán para analizar las posibilidades de implicar a ese país en la búsqueda de una solución pacífica para el conflicto iraquí.

“Estamos preparados, en principio, para discutir las actividades iraníes en Irak”, declaró hoy David Satterfield, el principal asesor sobre el conflicto iraquí de la secretaria de Estado Condoleezza Rice, ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado de EEUU.

En la que ha sido la primera audiencia parlamentaria sobre la guerra en Irak desde que los republicanos perdieron la mayoría en el Congreso, Satterfield precisó que lo que no está claro es el momento adecuado para iniciar ese diálogo con el Gobierno iraní. La fecha en la que podría ponerse en marcha un proceso de diálogo directo es algo que todavía se está analizando, añadió el asesor de Rice y coordinador de EEUU para Irak.

La propuesta de establecer un diálogo con Irán, y también con Siria, para involucrar a ambos países en la búsqueda de una salida pacífica al conflicto iraquí, fue defendida este martes por el primer ministro británico, Tony Blair.

Blair planteó esta iniciativa en una videoconferencia con el llamado “Grupo de Estudio sobre Irak”, un panel bipartidista e independiente de EEUU que busca alternativas a la actual estrategia estadounidense para salir del atolladero iraquí.

Este grupo de expertos prepara un informe con recomendaciones que saldrá a la luz antes de finales de año y que, según adelantaron algunos medios de comunicación, podría incluir la propuesta de dialogar con Irán y Siria para que cooperen en los esfuerzos de estabilizar de Irak.

Al margen de esos dos países, Satterfield indicó hoy que hay otras naciones de la región que tienen un “papel vital” para mejorar la actual situación en territorio iraquí.

Son algunos estados del Golfo, como Egipto o Jordania, los que mantienen contactos “muy importantes” con el Gobierno iraquí y la comunidad suní del país, añadió.

Según Satterfield, EEUU escucha siempre a sus aliados en el Golfo cuando le transmiten su preocupación por “la extensión de la influencia negativa iraní en Irak o el crecimiento de Al Qaeda y del extremismo islámico en ese país”.

A su juicio, todavía hay tiempo para reconducir la situación, pero para ello es necesario seguir apoyando con firmeza al Gobierno iraquí.

El asesor de Rice alertó de que lo que no puede ocurrir es que la actual inseguridad y violencia llegue a un punto en el que los ciudadanos iraquíes puedan pensar que están mejor protegidos con milicias que por su propio Gobierno.

Eso sería “inaceptable”, en su opinión, porque se desmoronaría por completo “la esperanza de un Irak unido”.

Los objetivos de EEUU en el país árabe siguen siendo los mismos, aunque “constantemente estamos revisando, adaptando y ajustando nuestras tácticas para lograrlos”, aseguró.