EU y Brasil difieren sobre Venezuela

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/6CB8A44E-7674-4238-9492-26AF7E301D5D.jpeg

BRASILIA (AP).- Washington quiere una Venezuela libre y democrática, mientras Brasil mantiene que cualquier gestión para ayudar a ese país debe respetar la soberanía venezolana, dijeron el martes los cancilleres estadounidese y brasileño al poner en evidencia sus sutiles, pero permanentes divergencias sobre la situación política en la vecina nación.

Las declaraciones fueron dadas por la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y su colega brasileño, Celso Amorím, en una conferencia de prensa conjunta en la sede de la cancillería, donde se reunieron durante poco más de una hora.

Y aunque la agenda de conversaciones bilaterales, dijeron ambos funcionarios, abarcó desde cómo impulsar las estancadas negociaciones para llegar al Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), la reciente crisis política en Ecuador y hasta el proceso de paz en el Medio Oriente, Venezuela volvió ocupó un espacio de los diálogos.

“Todos queremos una Venezuela libre y completamente democrática”, dijo Rice.

“Los asuntos con Venezuela no son asuntos entre Estados Unidos y Venezuela, Venezuela y Brasil, son asuntos sobre libertad y democracia”, agregó.

Minutos antes, Amorím dijo, con Rice a su lado, que ambos habían tenido “la ocasión de conversar sobre Venezuela, aunque habíamos dicho que no queríamos hacer el asunto único, principal de nuestros encuentros”.

“Pero no esquivé darle a la secretaria de Estado la visión que tenemos del proceso, cómo creemos _siempre respetando la soberanía venezolana_ que podemos contribuir” con Venezuela, añadió el ministro brasileño.

Los problemas venezolanos, agregó Amorim, “deben ser discutidos por el pueblo venezolano y que lo que nosotros podamos hacer para ayudar… siempre respetando, repito, la soberanía de ese país vecino, lo haremos”.

“Somos amigos de Venezuela, del pueblo venezolano y tenemos interés en que la situación allá se desarrolle de manera siempre y cada vez más democrática”, dijo.

Debido a ese buen contacto con Washington y Caracas, Brasil es visto como un interlocutor entre Estados Unidos y Venezuela, cuyas relaciones han atravesado momentos de tensión en los seis años de mandato del presidente Hugo Chávez.

Las causas de esos enfrentamientos son variadas, desde las estrechas relaciones de Caracas con el gobierno del presidente cubano Fidel Castro _tradicional enemigo político de Washington_, como sus lazos con grupos rebeldes colombianos, leyes de prensa vistas como antidemocráticas o denuncias del presidente venezolano que Estados Unidos apoya financieramente a sus opositores.

Washington ha manifestado además su preocupación por el anuncio formulado en diciembre por Venezuela de comprar a Rusia diez helicópteros y 100.000 fusiles de asalto del tipo Kalashnikov AK 103 y 104, que llegarían a Caracas a mediados de este año.

Estados Unidos, sin embargo, no se ha pronunciado sobre las aspiraciones brasileñas de vender aviones de combate a Venezuela, en tanto Rice evitó responder cuando fue consultada sobre su reacción a recientes y abiertas manifestaciones de respaldo de Lula al gobierno de Chávez.

El jefe de gabinete y mano derecha del mandatario brasileño, el ministro José Dirceu, realizó el lunes una visita relámpago a Caracas para encontrarse con Chávez, en una cita pedida por el presidente venezolano, según confirmó la oficina del ministro.

No trascendió lo tratado en el encuentro en Caracas, que el domingo anunció la ruptura de un acuerdo militar de más de tres décadas con Estados Unidos, el último de una serie de impasses entre Caracas y Washington en los últimos años.

Dirceu, quien al margen de viejas y cercanas relaciones con Cuba se reunió con Rice en Washington el 3 de marzo pasado, tuvo un breve encuentro con la funcionaria antes de ser recibida por el mandatario brasileño, según la agenda distribuida por la cancillería.

Rice, quien llegó por la madrugada a Brasilia, comenzó su agenda oficial por la tarde con un acto en la sede de la embajada estadounidense y después se entrevistó con Amorím. Al final de la jornada, fue recibida en el palacio de gobierno por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

El miércoles, Rice ofrecerá por la mañana una charla sobre política exterior de Estados Unidos y de inmediato partirá con rumbo a Bogotá, segunda escala en su gira que la llevará también a Chile y El Salvador.