EU y la UE crean consejo para liberar el comercio

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/B487AFDB-B502-4611-87C5-B932339044BD.jpeg

Por George Parker y Tobias Buck en Bruselas y Andrew Ward
en Washington

Estados Unidos y la Unión Europea establecerán un consejo económico transatlántico para supervisar el desmantelamiento de las barreras reguladoras que impiden la relación comercial más grande del mundo.

Günther Verheuguen, el comisario de empresas de la UE, co-presidirá el nuevo órgano, que diseñará los objetivos y producirá informes semestrales sobre la marcha en lo que ambas partes anuncien que será un impulso desregulador fortalecido.

Diplomáticos europeos dijeron que esperaban que el co-presidente del lado estadounidense fuera Rob Portman, el ex jefe de comercio de EEUU y ahora jefe de la oficina de administración y presupuesto, o Allan Hubbard, al ayudante de economía del presidente.

La creación del Nuevo órgano será elogiada por Ángela Merkel, la canciller de Alemania y quien ostenta actualmente la presidencia rotativa de la UE, como prueba de una reforzada asociación económica en la cumbre UE-EEUU del lunes  próximo en Washington.

No obstante, algunos diplomáticos expresan que se trata de poco más que una decoración, y que la decisión no podrá ocultar los grandes desacuerdos entre ambas partes sobre problemas como el proteccionismo, la política de visados y el cambio climático.

Ángela Merkel y George W. Bush, el presidente de EEUU comprometerán a las dos partes a promover la integración transatlántica en las áreas de propiedad intelectual, inversión, seguridad del comercio frente a los ataques terroristas, los mercados financieros y la innovación. Sin embargo, un diplomático  comentó: “Hay pocos elementos nuevos en esto; ya tenemos trabajo en marcha en estas áreas. El problema real es lograr avances sustanciales; por ejemplo, EEUU apenas se ha movido en la cuestión de la inversión”

El lado europeo se ha visto reiteradamente defraudado por el despliegue de las preocupaciones por la seguridad nacional de EEUU por desviar la inversión de la UE, de manera notable en los puertos y la aviación.

Merkel y Bush firmarán un Nuevo tratado de “cielos abiertos”, que libera la aviación transatlántica, y acordarán tentativamente que la medida prepare el camino para una segunda etapa del acuerdo sobre aviación.

Los europeos están insistiendo en que ellos deberían poder comprar líneas aéreas estadounidenses, una demanda clave en las conversaciones sobre la segunda etapa, pero hay pocas señales de que el Congreso esté de cuerdo.

El Congreso está bloqueando otra demanda clave de la UE, que los ciudadanos de sus 27 estados miembros –incluyendo los nuevos miembros, como Polonia– deben disfrutar los viajes libres de visados hacia EEUU, una propuesta que Bush respaldó anteriormente.

Ambas partes también están divididas sobre cómo enfrentar el cambio climático, después que el actual protocolo de Kioto expire en 2012, mientras EEUU prefiere concentrarse en la tecnología limpia, y Europa está a favor de los objetivos.