Evangélicos consideran reforma
sería “carga pesada” para pueblo

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/ED714EC5-301E-4D01-A37D-241452EF6CA7.jpeg

POR GERMAN MARTE
El Concilio Evangélico de las Asambleas de Dios rechazó ayer la reforma fiscal propuesta por el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional, tras considerar que podría significar una “carga” muy pesada para la población.

La institución evangélica pidió al presidente Leonel Fernández sopesar profundamente su intención de implementar la denominada “rectificación” fiscal, tras considerar que antes de crear nuevos impuestos en perjuicio de la población, primero el Gobierno debería controlar sus gastos.

El Gobierno ha propuesto una reforma fiscal o “rectificación” con la cual pretende recaudar unos RD$17,500 millones adicionales, a través de una serie de impuestos.

Empero, el Concilio Evangélico lamentó que la colocación de nuevos impuesto “sea el camino más corto y fácil que han encontrado tanto el Gobierno como el Fondo Monetario Internacional para la obtención de nuevos recursos económicos”.

La institución evangélica consideró que hay otras cosas que bien pudieran hacerse para lograr que el Gobierno reciba los recursos metas que desea.

Los reverendos Alejandro Pérez Gerónimo y Carlos Mateo, superintendente y secretario ejecutivo, respectivamente, indicaron que una de las vías mediante la cual esta Gestión podría empezar a tener recursos disponibles es produciendo recortes significativos en el gasto público.

“El Gobierno está invirtiendo una cantidad enorme de recursos de manera innecesaria. No es posible que un Estado como el nuestro siga la tendencia de estar subsidiando de manera generalizada los costos del gas licuado y de la energía eléctrica. Hay que focalizar muy bien los recursos”, manifestaron.

Otra de las alternativas, opinaron, es lograr que el Estado sea más eficiente en el cobro de los impuestos que ya hay establecidos en el país.

Es evidente la gran preocupación que ha producido en sectores importantes de la vida nacional el anuncio de la implementación de una tercera reforma fiscal durante el ejercicio de esta Administración, expresaron los líderes evangélicos.

NO PLEGARSE ANTE EL FMI

De acuerdo con el Concilio Evangélico, el presidente Fernández no debe plegarse “mansamente” a las recetas del FMI, ya que a este organismo internacional lo que le importa son sus propios intereses.

“Estamos hablando de un organismo que hoy está siendo visto con mucho recelo porque su presencia y sus recomendaciones sólo representan sacrificios y disgustos entre los pueblos”.