Evo: Bolivia es soberana

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/9EC82031-6802-49FF-AFFC-4B144B731EE6.jpeg

La Paz (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, replicó ayer al gobierno de EEUU que su país es soberano y no acepta intromisiones respecto a su relación con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, ni sobre la industrialización de la hoja de coca.

En rueda de prensa, Morales respondió al subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de EEUU, Nicholas Burns, quien le sugirió distanciarse de Chávez, y al embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, quien declaró ayer que la industrialización de la hoja de coca incrementará el tráfico de cocaína.

“Si algún funcionario de Estado norteamericano opina (sobre la relación con Chávez), es también una intromisión política. El gobierno boliviano va a establecer relaciones con todos los países, algunas serán diplomáticas y otras comerciales”, dijo Morales. “Nadie puede decidir sobre nosotros.

Tengo mucho respeto y admiración por el presidente Chávez y el de Cuba (Fidel Castro)”, remarcó, y reiteró su agradecimiento por la ayuda “incondicional” que le dan esos aliados en diversas áreas.

Respecto a la coca, subrayó que su industrialización “no depende de la embajada, ni de Estados Unidos”, porque es “una decisión soberana del gobierno y del pueblo boliviano”.

Esa es una de las áreas en las que el gobierno de Venezuela ha ofrecido reiteradas veces su ayuda a Morales y a los cocaleros bolivianos.

Morales enfatizó que ninguno de esos asuntos, ni el de Chávez, ni la industrialización de la coca, fueron discutidos el martes en la reunión que mantuvo con Goldberg en el Palacio de Gobierno de La Paz.

Aparte de sus críticas, destacó el hecho de que Washington haya seleccionado a Bolivia como “país elegible” para beneficiarse nuevamente en el 2007 con recursos de la “Cuenta del Milenio”, programa de asistencia a países pobres.

Según una carta enviada a Morales por el director de esa Cuenta, John Danilovich, la elección reconoce los “esfuerzos constantes” de Bolivia para fortalecer la gobernabilidad, mejorar la salud y educación y adoptar políticas “que estimulan iniciativas empresariales y promueven crecimiento económico”.

El mandatario anunció que parte de esos fondos, calculados en cerca de 600 millones de dólares para los próximos cinco años, se destinarán a la construcción de una carretera en el norte de Bolivia.

Esa ruta formará parte de un proyecto para concretar los tramos bolivianos de los “corredores bioceánicos”, vías que atraviesan Suramérica entre el Pacífico y el Atlántico, pasando por varios países.

Morales también expresó satisfacción porque el gobierno del presidente estadounidense, George W. Bush, haya pedido al Congreso la ampliación de una ley de preferencias arancelarias que beneficia las exportaciones de los países andinos, salvo Venezuela, al mercado norteamericano.