Evo Morales propone diálogo a Chile para tratar demanda de salida al mar

LA PAZ. AFP. El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó ayer al diálogo a Chile, luego que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró competente para dirimir su centenaria demanda marítima, y propuso reabrir embajadas, con el papa Francisco como garante.   El mandatario convocó temprano “al gobierno de Chile a acompañar este proceso mediante el diálogo”, tras conocer la decisión de la CIJ, que se declaró competente en la demanda que Bolivia presentó en 2013, para que Santiago negocie “de buena fe” una solución a su pedido.   “Qué mejor como países vecinos, como países de Sudamérica, hermanos, mediante el diálogo, resolver” las diferencias, planteó el gobernante, para, poco después, abrir la posibilidad de una reapertura de embajadas, cerradas en 1978, tras un frustrado intento de negociación sobre el enclaustramiento marítimo boliviano.   “Nos hemos propuesto, por qué no, poner, no como mediador, sino como garante al hermano papa Francisco, (y) empezamos a abrir las embajadas, para trabajar y con tiempo limitado”, consideró Morales, que estimó un plazo de cinco años para ello.   En su visita a Bolivia en julio pasado, Francisco afirmó que “el diálogo es indispensable” entre los dos países.         El mandatario recibió en la mañana con un aplauso, junto a su gabinete en la casona presidencial, la declaración en La Haya del presidente de la entidad internacional, Ronny Abraham, quien señaló que “la Corte considera que el caso en disputa no ha sido resuelto”.   Chile intentó, desde 2014, plantear la incompetencia del Tribunal.