Evolución y creatividad del cerebro

Foto

Cuáles han sido las mayores obras del ser humano? Las respuestas dependerán de nuestras experiencias e intereses: algunos opinarán que llegar a la luna; otros que la muralla china o las pirámides de Egipto; que El Quijote de la Mancha;  unos que la música de Mozart o Beethoven o la Mona Lisa de Leonardo da Vinci y por qué no el edificio  la Kingdom Tower, en Jeddah, que tendrá unos 3,000 pies. Hace unos días viajamos a Jamaica, donde en Kingston participamos  como profesor invitado en el ¨West Indies Kick off Meeting, 2013¨ que reúne las islas de Bahamas, Barbados, Trinidad, Tobago  y Jamaica; nos  tocó dictar dos conferencias, una sobre Alzheimer y otra sobre epilepsias.

Durante el vuelo disfruté de la lectura del número de este mes de la revista Scientific American, para hacer menos tediosas las horas de avión y las apresuradas conexiones de vuelos. Leí con sumo agrado  el artículo ¨Evolución y Creatividad¨, de la autoría de la canadiense Heather Pringle, que hace una genial revisión que nos lleva por un viaje milenario para explicarnos cómo se ha desarrollado el cerebro humano desde el hombre de las cavernas hasta nuestros días. Plantea la escritora que la selección natural  ha favorecido el crecimiento de nuestros cerebros. Si partimos del Australopiteco, poseía un cerebro estimado en 450 centímetros cúbicos, parecido al de un chimpancé, se trataba de un omnímodo bípedo con brazos largos y manos fuertes que sugieren que todavía se trepaba en los árboles (1.95-1.78 millones de años, origen  en Sudáfrica).

El Homus Erectus, tiene el doble de esta capacidad cerebral, promedio de unos 930 centímetros cúbicos. Surgimiento 1,890-143,000 años, origen geográfico África y Asia. Fueron los primeros individuos en construir hogares, comer carne animal y preocuparse por los viejos y los débiles. En el ¨árbol familiar de la humanidad¨, ningún otro grupo ha sobrevivido tanto tiempo, nueve veces más que nuestra especie. El Homo sapiens (nosotros) tiene una capacidad de 1,330 centímetros cúbicos con un estimado de 1,000 billones de neuronas, las que procesan información y las transmiten sobre unos 165,000 kilómetros de  fibras nerviosas, que se interconectan entre ellas a través de 0.15 cuatrillones de sinapsis. Su evolución se inició en África. Comenzó a movilizarse hace 100,000 años y es la única especie que sobrevive al árbol familiar de los humanos.

Esto nos obliga a aceptar  que evolutivamente el tamaño del cerebro está íntimamente  ligado al   desarrollo tecnológico y a la producción intelectual compleja, por nuestra indetenible evolución como especie humana. Han aumentado las áreas pre-frontal y de Broca, que tienen que ver con: la personalidad, la acción y el lenguaje; en qué momento se produjo el Big Bang cerebral para el perfeccionamiento creativo, no lo sabemos. Progresamos mejor agrupados, no importa tanto el talento personal si no es compartido socialmente.  En años ¨más juveniles¨, a mi llegada a Inglaterra hice un curso de Antropología Social en el Museo de Ciencias de Londres, por eso esta lectura implicó una dulce nostalgia. Me declaro devoto de la extraordinaria evolución humana muy relacionada además con la especialidad de neurología que ejerzo. El portentoso cerebro centellante y su trepidante evolución creativa están entre los temas de mi fascinación, soy admirador militante de la genialidad inconmensurable e indetenible del cerebro humano. ¡Qué maravilla Goyo!