Ex cautivos mantienen traumas tras su liberación

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/4D59C392-6E8C-460E-BAF5-3632974D1387.jpeg

BOGOTA.  AP.  El drama del secuestro no termina con la liberación.  Así lo evidencian a lo largo de los años los testimonios de decenas de colombianos que han sido víctimas de este flagelo y que, tiempo después, dicen no haberse repuesto de las lesiones psicológicas que les dejó el cautiverio. 

Durante los últimos seis meses, en Colombia han recuperado su libertad 21 políticos y militares que estaban en poder de las FARC: 15 fueron rescatados por el ejército colombiano el 2 de julio y los otros seis quedaron libres por iniciativa del grupo rebelde.  Las cifras de la Fundación País Libre, que promueve la liberación de las personas secuestradas, hablan de 12,298 secuestros en los últimos 12 años cometidos por las guerrillas de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional.  Casi todos son secuestros “extorsivos”, es decir, por pago de dinero. 

Otros, la minoría, son considerados políticos y los rebeldes condicionan la liberación a negociaciones con el gobierno.  Los que recuperan la libertad, ya sea porque pagaron rescate, por un operativo militar o porque se escaparon, tienen algo en común: profundos daños psicológicos, de acuerdo con testimonios y entrevistas a ex secuetrados y expertos consultados por The Associated Press.  Tal es el caso de John Freddy Díaz, un ex soldado colombiano que hoy tiene 31 años.