Ex presidenta del ADP dice ministerio de educación debe controlar dinámica mercantilista de los textos escolares

Ex presidenta del ADP dice ministerio de educación debe controlar dinámica mercantilista de los textos escolares

María Teresa Cabrera

“Las autoridades del Ministerio de Educación tienen la obligación no solo de mantener control en el aumento de las tarifas de los colegios, sino también de toda la dinámica mercantilista de los útiles escolares y de los textos escolares», afirmó hoy la vicepresidenta del Frente Amplio y expresidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), María Teresa Cabrera.

Declaró que el tema del aumento de la tarifa escolar, recurrente todos los años, tiene que ver con la falta de voluntad de parte de las autoridades para actuar, hacer cumplir las normas , y asumir que la educación no es una mercancía, sino un derecho que el Estado tiene que garantizar a toda la sociedad.

«Esto ocurre  porque las autoridades adoptan una postura de dejar hacer y dejar pasar. Hay que actuar para corregir problemas que afectan a la gente. Nadie puede explicar por qué  hay que comprar un libro que no te altera nada del contenido, solo te cambia la portada y la fecha», enfatizó.

La maestra  cree necesaria una política de diversidad textual, ya que  es más rica la actividad educativa cuando en un aula cada alumno consulta textos de autores distintos sobre un mismo tema, porque  eso permite una discusión riquísima de aprendizaje.

Entrevistada en el programa Toque Final, que conduce el periodista Julio Martínez Pozo, por Antena Latina canal 7, Cabrera dijo que otro aspecto negativo es el cambio de los libros de texto todos los años, con el único objetivo de que sea obligatorio comprarlo nuevo, aún cuando los del año pasado estén adecuados para que los usen otros niños.

No hay autoridad. Aseguró que el principal problema  es que nadie frena a todos los que están envueltos en el «gran negocio» cada vez que inicia el año escolar.  «No son solo los dueños de los colegios, porque estos solo tienen que ver con el tema de las tarifas, en el mundo del negocio de la distribución y la comercialización de  los libros de textos escolares entran otros actores ante la mirada indiferente de las autoridades».

Falta de maestros. La vicepresidenta del Frente Amplio entiende que  una de las cosas que debería superarse este año escolar es que no se inicie con escuelas que necesiten desde dos hasta quince maestros, como se ha visto en años anteriores.

Sostuvo que el Ministerio de Educación tiene todas las posibilidades de evitar que eso ocurra porque cuenta con una amplia lista de profesores que participaron en concurso,  y basta con que los hayan nombrado en este mes de agosto como corresponde, «el inicio del año escolar tiene una fecha en el calendario, y por lo tanto la falta de profesores se puede evitar si hay una correcta planificación previa».

Preparación de los docentes. En la calidad de la educación se combinan una gran cantidad de factores que tienen que ser atendidos simultáneamente. El gran déficit que tenemos en la era del 4 por ciento es: atender el tema de formación docente, aseguró Cabrera.

Precisó que a la formación de los profesores hay que ponerle un horizonte, pues no es simplemente hacer cursos talleres y diplomados, sino saber hacia dónde apunta la formación, que tan referenciada está, y que tanto atiende las realidades de los contextos socioculturales en donde están inmersos los docentes.

«No es lo mismo una escuela en Gazcue, que una de Capotillo… las necesidades formativas son distintas. La política de formación docente tiene que atender a eso. Hay que saber seleccionar el personal que acompaña pedagógicamente a los maestros, los técnicos», manifestó.

 

Publicaciones Relacionadas

Más leídas