Exdictador guatemalteco juzgado por genocidio evita ir al psiquiátrico

Exdictador

Guatemala. El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 89 años, logró este sábado evitar su internación en un hospital psiquiátrico que iba a evaluar si está en condiciones de enfrentar un juicio por genocidio, tras interponer recursos legales que serán resueltos la próxima semana.

“El traslado del general Ríos Montt (al hospital mental) quedó suspendido a través de un tribunal constitucional, bajo el argumento de resguardar la vida de mi defendido”, dijo a periodistas el abogado Jaime Hernández, defensor de quien fue gobernante de facto entre marzo de 1982 y agosto de 1983.

Hernández explicó que la noche del viernes presentaron un recurso de exhibición personal (habeas corpus), el cual fue aceptado y “el traslado quedó totalmente suspendido”.

“El argumento específico, aparte que es una resolución arbitraria, inaceptable, inaudita, ilegal y abusiva, es que el primer derecho fundamental es proteger la vida”, puntualizó. El jurista explicó que fue la Sala de Apelaciones de Delitos de Femicidios la que aceptó el recurso para evitar el traslado al hospital psiquiátrico, ubicado en la periferia norte de la capital guatemalteca.

El jueves, el Tribunal B de Mayor Riesgo, que lleva el caso, aceptó una solicitud de la Fiscalía de internar al exdictador en el Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora durante diez días para determinar si padece demencia senil, como asegura la defensa y certificó el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Según fiscales y querellantes, la decisión de internar o no al octogenario en el hospital mental se definirá la próxima semana, en fecha aún no precisada. El abogado del querellante Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldeha), Héctor Reyes, dijo a la AFP que la decisión de la Sala “confirma el retardo malicioso que tiene la defensa para evitar que el juicio avance y que el caso quede en la impunidad”.