Exdirectora de género pide que el Ministerio de Educación desmienta que fue cancelada por no ir 30 días a trabajar

Marianela Pinales

Marianela Pinales pidió que el ministerio de Educación desmienta que fue cancelada de su puesto como directora de género por no ir a trabajar durante 30 días.

“Yo he mandé incluso la documentación que deja claro que yo estuve en EE. UU. en las Nacional Unidas, designada por el actual ministro de Educación (Antonio Peña Mirabal) en un evento que es la 63 reunión del Comité Jurídico de la Mujer que celebra cada año”, explicó durante una llamada al espacio radial El Sol de los Sábados.

Según sus declaraciones tiene los papales en donde aparece la firma del ministro dándole la autorización. Además, están los pasajes aéreos que fueron comprados por Palacio.

Así le dijeron lo de su cancelación. “A mí se me informaron el lunes que yo estaba desvinculada del ministerio. Fue la directora de Recursos Humanos la que me dijo que la razón se debía a que toda administración tiene la facultad de trabajar con el equipo que entienda.

Luego, me enteró de las declaraciones del director de comunicaciones de Educación (Glenn Davis Felipe Castro) donde informa  que fue porque supuestamente no fui en 30 días”, enfatizó.

Desmentido. Ante lo sucedido, Pinales consideró que el Ministerio de Educación debe hacer un desmentido de lo que dijo porque ella ya demostró que no fue así.

“Es lo justo porque con esas declaraciones me han puesto como una profesional irresponsable, lo que me afecta ahora que tengo que buscar otra fuente de ingreso para poder mantener a mi familia”, resaltó.

A continuación un video con lo que dijo:

Esto fue lo que director de comunicaciones de Educación. “La desvinculación de ella estaba fechada desde el pasado viernes, pero ella no se había presentado a sus labores durante los 30 días que tenía el ministro. Nunca se presentó dónde el jefe de gabinete, donde el ministro”, dijo en el programa El Sol de la Tarde.

También, negó que su cancelación se debiera  a la campaña “Ni pelo bueno ni pelo malo”.