Exenviado RD acepta cargos corrupción

M3

Nueva York EFE. Francis Lorenzo, acusado de cometer delitos de corrupción mientras fue embajador adjunto de la República Dominicana en la ONU, dio ayer un giro a su caso al declararse culpable, tras un acuerdo con la fiscalía federal en Nueva York para cooperar con la investigación.
Lorenzo, de 48 años, y quien continuará en libertad bajo fianza de dos millones de dólares, se había declarado no culpable de los seis cargos de los que fue acusado el pasado octubre y que incluyen conspiración, soborno y blanqueo de dinero.
El juez Vernon Broderick fijó la próxima audiencia para el 8 de julio, en un caso que involucra además al expresidente de la Asamblea General de la ONU del 2013-2014, John Ashe, quien representaba a Antigua y Barbuda y otras cinco personas, entre ellas Lorenzo. En el epicentro del caso está el constructor Ng Lap Seng, arrestado el pasado septiembre y acusado de introducir 4,5 millones de dólares de forma ilegal en el país. De acuerdo con la investigación, Lap Seng efectuó dos pagos de 200,000 y 300,000 dólares a Ashe a cambio de que defendiese ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la construcción de un centro de conferencias en Macao, un proyecto valorado en miles de millones de dólares. Esos pagos fueron facilitados presuntamente por dos de los acusados, incluido Lorenzo, quien lo admitió ayer en la corte así como haber aceptado pagos para él y que fue un error haberlo hecho. Tanto Ashe como el constructor, que se declararon no culpables, están en libertad bajo fianza.