Exhumaron ayer restos Horacio Vásquez, Trina

TAMBORIL, Santiago. Los restos del ex presidente Horacio Vásquez y su esposa, Trina de Moya, fueron exhumados para una investigación de ADN que determinaría la filiación de supuestos parientes que, según el notario público Alejandro Comprés, quien fiscalizó el levantamiento de las osamentas, tratarían de cobrar una fortuna depositada en bancos españoles.

Esta fortuna le correspondería a doña Trina de Moya, quien, según se dice, era descendiente directa del “Barón del Atalaya”, quien habría dejado la fortuna en bancos europeos.

El levantamiento fue autorizado por la Procuraduría General de la República, en un oficio enviado al ayuntamiento de este municipio que descargó la disposición a un equipo de patólogos integrados por Bolívar García, Víctor Liriano y Robert Tejada Tió.

Los patólogos llevaron osamentas que serán sometidas a una prueba genética en Miami, Estados Unidos, según las informaciones obtenidas por HOY.

En el proceso de exhumación participaron supuestos parientes del presidente Vásquez y su esposa Trina, así como los abogados Juana Pérez, Madelín Castillo y Alejandro Comprés, abogados notarios públicos.

Los restos de la pareja están depositados al fondo en el ala derecha de la iglesia San Rafael de este municipio. La Exhumación se inició a las ll:35 de la mañana y concluyó a las 4:05 de la tarde.

El presidente Vásquez falleció el 25 de marzo de l936, seis años después de ser derrocado por el tirano Rafael Leonidas Trujillo, mientras que su esposa Trina de Moya murió el 25 de febrero del año l941.

En representación de la familia que reclama la herencia habló la señora Edie Reynoso González, quien agradeció al presidente Hipólito Mejía autorizar la apertura del proceso.

“El propósito fundamental, según el oficio, es demostrar mediante la prueba de ADN, que tanto don Horacio como doña Trina tuvieron hijos. Incluso, la solicitud de la exhumación de los cadáveres es de dos de sus supuestos nietos”, expresó el notario Comprés.