Exige más recursos para nuevos centros médicos de atención primaria

fachada del palacio nacional
fachada del palacio nacional

La Fundación Progreso, Seguridad Social y Salud considera insuficiente e irrisorio el monto consignado en el Presupuesto General del Estado para el próximo año, 2020, para el establecimiento de nuevos centros médicos prestadores de la Atención Primaria.

Resalta que de la inversión prevista para nuevas infraestructuras de salud estimada por el Gobierno en RD$ 6,619.6 millones, de los cuales solo se dedica poco menos de RD$275 millones al establecimiento de nuevos centros para dicho esquema de servicio, equivalente al 4.15%.

“Eso nos resulta preocupante, dado que contrario a lo que sostienen el ministro de Salud y el gerente general del Consejo Nacional de Seguridad Social, la voluntad política de la administración en la implementación de la estrategia de gestión de la salud no se refleja en este instrumento de concreción de las políticas públicas”, agrega la entidad.

En ese sentido, llamó al Gobierno central a que reformule el alcance dado a la inversión en centros de Atención Primaria, aumentando el monto de la partida destinada a ese renglón de la salud.

Recuerda que hace unos meses la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA), presentó su informe titulado “Atención Primaria en Salud, Situación y retos”, cuya conclusión básica era la necesidad de la aplicación de la estrategia de Atención Primaria y el rezago en su implementación en la República Dominicana. En ese informe, agrega la Fundación, se indicó además, que la red pública de unidades de Atención Primaria solo cubre el 20% de la población nacional.

Refiere que en el país están operando 1,161 centros de Atención Primaria, mientras se necesitan unos 5,755 para dar cumplimiento al Reglamento de la Ley General de Salud, que establece un centro para atender entre 500 y 700 familias.

Subraya que “si tomamos como referencia que en el presupuesto del próximo año se contempla la construcción o intervención de 34 centros hospitalarios, podemos concluir que con la inversión para 2020 nos tomaríamos cerca de 120 años para lograr la cobertura de la población actual”.

Refiere que eso sugiere que el problema va más allá de los disensos entre sectores “y nos encontramos ante un problema de voluntad de los gobernantes”.

Observó que ante esta situación y dado el consenso generalizado en la necesidad de la entrada en vigencia de esta estrategia prestacional de servicio de salud, el Gobierno debe priorizar. Asimismo, que deberían incluirse los reglamentos y normativa a promulgar, la posibilidad de que dicho desarrollo se haga a través de alianzas público-privadas, para así garantizar que la población tenga acceso a un nivel de atención médica más cercano y enfocado en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad.