Exigen se regule las exportaciones en bruto de Ámbar y Larimar

Exigen se regule las exportaciones en bruto de Ámbar y Larimar

Pide cumplir la regulación para que sea procesado aquí en joyería y fomentar las mipymes. Arlenis Castillo --

Está prohibida su exportación en bruto desde el 2006, ya que antes debe ser procesado por joyeros locales

Artesanos dominicanos exigen que se regulen las exportaciones en bruto de Ámbar y de la piedra semipreciosa Larimar, esta última que sólo existe en República Dominica, con la meta de impulsar a la industria joyera local.

Denunciaron que se está exportando de forma ilegal, en muchas ocasiones oculta entre otros materiales y productos, sin ser sometida a transformación para generar un valor agregado con las piezas de joyería.

Así lo afirmaron Ramón Antonio Guillén, director nacional de Fomento y Desarrollo de la Artesanía (Fodearte), y los artesanos Cristina Núñez, Joan Reyes; José Damián Matías y Manuel Bolos, al participar en el Encuentro Económico.

Desde octubre del 2016 una resolución de Ministerio de Energía y Minas prohíbe la exportación de Ámbar y Larimar en su estado concentrado y semiprocesado, con la finalidad de que sean exportadas debidamente procesadas a los fines de fomentar la contratación de mano de obra local y desarrollar la micro, pequeña y mediana empresa artesanal.

Le invitamos a leer: ¨Inflación ha llegado a su punto máximo y caerá rápidamente¨, dice Musk

El joyero Reyes explicó que el larimar es una inusual pectolita azul de origen volcánico declarado piedra nacional en el 2011 y el ámbar es resina de árboles que se endureció hace millones de años.

Guillén afirmó que se debe cuidar estas piedras e incluso que existan certificaciones que avalen que una pieza de joyería que contenga Ámbar o Larimar es un producto auténtico y 100 % dominicano.

La artesana Cristina Núñez llamó la atención de que los artesanos son artistas creativos que deben cumplir contabilidad y declaración de impuestos como una empresa normal, pero desconocen de esto, por lo que piden capacitación y apoyo de la DGII para cumplir con el pago de los tributos.

“Lo ideal sería que la DGII disponga de una oficina para ayudar a los artesanos a hacer facturas con comprobante fiscal porque hay mucho desconocimiento al respecto, porque son procesos tediosos y son en su mayoría micro empresas o que trabajan solos en sus casas”, expresó.

En otro orden, los artesanos llamaron la atención de las grandes cadenas hoteleras que pagan hasta en 90 días luego de la entrega del producto, castigando así a los artesanos y su capital para poder seguir produciendo.

Mientras Guillén pidió a las instituciones del Gobierno que colaboren con Fodearte para llevar a los artesanos y sus artesanías a participar en las principales ferias internacionales.

Destacó que los artesanos son embajadores de la cultura dominicana, que representan la identidad del país, pero solos no pueden participar en estas ferias.

Puede leer también: Nuevas líneas aéreas buscan operar en la República Dominicana

Publicaciones Relacionadas

Más leídas