Exiliados temen ser deportados

m5

MIAMI. AP. Decenas de miles de cubanos que viven en Estados Unidos y tienen órdenes de deportación pendientes temen ser repatriados a la isla mientras ambos gobiernos restablecen relaciones diplomáticas plenamente, incluso con la reapertura de embajadas, por primera vez en 54 años.

Nada menos que 25,000 cubanos que residen en Estados Unidos tienen órdenes pendientes de deportación a su país natal, según cifras del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Incluyen personas con cargos judiciales serios o que representan una amenaza para la seguridad nacional y por lo tanto el ICE los considera prioritarios para deportación.

Esos inmigrantes aún no han sido repatriados a Cuba porque el gobierno del presidente Raúl Castro no les ha dado permiso para regresar, pero muchos temen que ahora, cuando ambos gobiernos se aprestan a restablecer relaciones diplomáticas plenamente —incluso con la reapertura de embajadas— por primera vez en 54 años puedan ser repatriados a la isla.

No está claro si el gobierno cubano modificará su posición.

Sisi tenía cuatro años de edad cuando llegó a Miami con su familia.

Actualmente la abuela de 50 años es una de las personas que se pregunta qué les depara el futuro.

En la década de 1980, cuando ella era adolescente, se casó con un hombre implicado en el tráfico de cocaína en el sur de Florida. Para mediados de la década, Sisi se sumó al negocio y fue detenida y hallada culpable. Purgó dos años y medio de cárcel y puso fin a su breve vida delictiva en 1989.