Exjuez Arias Valera abandona sede de Nunciatura Apostólica

Francisco Arias Valera

El ex consejero del Poder Judicial Francisco Arias Valera, abandonó esta tarde la sede de la Nunciatura Apostólica en Santo Domingo, donde acudió a pedir asilo bajo el alegato de que es un perseguido político del presidente de la República, Danilo Medina, y de otras autoridades.

La información fue confirmada por el abogado Carlos Balcácer, quien previamente había calificado la acción de Arias Valera como un paso “desacertado”, sobre todo cuando la continuación de su proceso judicial está previsto para este miércoles.

El ex juez, quien junto a la suspendida jueza Awilda Reyes Beltré es acusado de encabezar una presunta mafia en el poder judicial, a la cual se responsabiliza de favorecer mediante sentencia a personas poderosas ligadas al crimen organizado, denunció en la sede de la Nunciatura que además de Medina, también estaba recibiendo presión del presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez.

Aseguró que esta presión consiste en llevarlo a firmar un acuerdo con la procuraduría general de la República que contemple una incorporación como miembro de la presunta mafia en el Poder Judicial, del ex presidente de la República Leonel Fernández, y de  Radhamés Jiménez Peña, quien se desempeñó como Procurador durante su gestión.

Descarta esté involucrado. En una rueda de prensa frente a la sede de la Nunciatura, ubicada en la Máximo Gómez esquina Nicolás Penson, Balcácer descartó que en este proceso que afecta a Arias Valera esté implicado el presidente Medina y su equipo de Gobierno.

Llamó a su defendido a enfrentar la justicia en los tribunales y evitar salir del país por esos medios, tras considerar que el tiempo que estaría fuera sin su familia sería peor que si enfrentara una condena que, a su juicio, no sería mayor de tres años en este caso.

“De Valera haberme consultado, no hubiera dado ese paso. Yo me comprometí a ser garante de él”, expresó Balcácer, tras indicar que fue el primer sorprendido de esa decisión.