¿Experimento científico?

¿Por qué no le avisaron a Haití? ¿Acaso se midieron las consecuencias del terremoto? ¿Se previó que la intensidad del sismo derribaría el Palacio de gobierno, el edificio del Arzobispado, la sede de Naciones Unidas y provocaría tantas muertes que no se pudieron contar? ¿Cuál era el objetivo?

Durante la guerra de Vietnam los norteamericanos intentaron cambiar el período de lluvias para trastornar la naturaleza, que el ciclo de siembras y cosechas resultara perjudicado y provocar una hambruna que afectara el curso de la contienda.

El gobierno de Fidel Castro también acusó a Estados Unidos de intentar modificar el régimen de lluvias de la isla e introducir plagas que afectarían los sembrados y la productividad de la caña.

Los chinos han observado que los días previos a la ocurrencia de un sismo hay animales que actúan de manera inusual, como  si estuvieran nerviosos.

Esa ha sido una señal que los científicos han tratado de desentrañar, sin que, hasta que se sepa, hayan tenido buenos resultados. Lo que sí está estudiado y probado es que las capas de la tierra tienen rajaduras, que llaman fallas, y que cuando esas fallas se mueven se producen los terremotos.

Los veteranos del terremoto del 4 de agosto de 1946 sabemos lo que es la fuerza de la tierra. Lo peor es que los ciclones avisan y los volcanes están ahí, se ven, dan señales de que pueden o van a entrar en erupción.

Los mapas de las fallas indican una importante en el sur de esta isla. Ahí estuvo el origen del terremoto de este mes que provoca la enorme tragedia humana que afecta Haití y conmueve al mundo.

Como parte de la misma isla compartimos no sólo el territorio sino también las fallas, por eso aquí se produjeron temblores de menor intensidad por la distancia. En medio de todo, llama la atención un artículo del Director de Prensa del Gobierno, publicado en la página de la Secretaría de la Presidencia, el 26 de enero, con el título: ¿Terremotos en Haití o guerra de quinta dimensión? en cuya parte final se lee:

 “Se especula en ambientes científicos que el terremoto y su secuela de réplicas tienen el origen en pruebas que realiza Estados Unidos en su llamado Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia (HAARP) que supuestamente lleva a cabo la manipulación del clima y fenómenos naturales”.

Escrito por un funcionario de ese nivel, pregunto ¿el gobierno ha sido avisado de algo que no ha dicho?

Preocupa, porque ya tembló la tierra en el canal de la Mona, del otro lado de la isla.