Expertos:  pacientes en  intensivo pueden quebrar la economía de las familias

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/3AB706E6-82D1-4404-A2A6-C326B0DF4AD2.jpeg

El ingreso  de un paciente a una unidad de cuidados intensivos puede poner en peligro la estabilidad económica de la familia, pero en todo caso el costo depende de la enfermedad, la clínica, los medicamentos y las técnicas que se usen.

Al tema se refirieron el secretario de Salud Pública, doctor Bautista Rojas Gómez; el intensivista, doctor Andrés Ureña,  y el cardiólogo, doctor Fulgencio Severino. La sala de cuidados intensivos es un espacio físico en donde se atiende a pacientes en estado crítico.

Una sola sección de terapia e intensivo, dependiendo de la enfermedad, puede llegar a los RD$400,000 en un día, pero además es muy costoso el pago de un día para un intensivista, admiten los especialistas.

Aseguran que un caso complejo puede dejar a una familia en la quiebra.

Todos están de acuerdo en que hasta la palabra intensivo produce miedo en las personas, pues un paciente está en ese espacio de cuidado, cuando su salud se encuentra en peligro.

“El costo de una unidad de cuidados intensivos va a depender de una serie de variables que van desde el tipo de enfermedad, equipamiento de la unidad y calificación del personal médico”, coincidieron los doctores Severino y Ureña.

Una unidad de cuidados intensivos debe tener médicos calificados, equipos como los ventiladores, monitores, saturación de oxígeno, electrocardiógrafos y otro tipo de tecnología moderna, señala Severino.

De su lado,  doctor  Ureña, dijo  que la unidad de cuidados intensivos amerita conocimiento, aptitud y recursos.

Este tipo de unidades  ameritan médicos y enfermeras  bien entrenado. Allí los seres humanos desnudan su dolor ante la posibilidad de pérdida de un ser querido, coinciden los expertos.

En el país existe una Sociedad de Medicina Crítica, la cual realiza un censo para determinar la capacidad de esas unidades.

Sin embargo, se sabe que se hacen esfuerzos por mejorar esos espacios en clínicas y hospitales.

El intensivista debe estar disponible las 24 horas, pues por lo general, quien está ingresado requiere medicamentos dosificados  los cuales deben ser administrados con el óptimo cuidado.

Para el doctor Rojas Gómez, es mucho lo que han avanzado los hospitales del país, pues casi todos los centros de salud del Estado ya tienen sus unidades.

Rojas Gómez puso como ejemplo el caso de los hospitales Darío Contreras, Luis Eduardo Aybar, maternidad La Altagracia,  Juan Bosch,  Vinicio Calventi y dijo que  se trabaja en  la maternidad San Lorenzo de  Los Mina.

La unidad del Darío Contreras se encuentra   modernamente equipada, pero aun no está abierta.

En el Robert Reid Cabral también fue inaugurada una moderna sala de cuidados intensivos.

Las claves

1.  Pacientes críticos
Un paciente va a  la unidad de cuidados intensivos cuando su salud está crítica.

2.  Equipamiento
El sistema nacional de habilitación de clínicas y hospitales establece criterios claros sobre lo que debe tener una unidad de cuidados intensivos. Las salas de cuidados intensivos han estado en el tapete por los altos costos que implican.

Sector privado
Casi todas las clínicas  grandes del país se encuentran equipadas con unidades de cuidados intensivos.

En Santo Domingo se conoce la dimensión de las salas del Hospital General  de la Plaza de la Salud, del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (CEDIMAT) y el hospital Marcelino Vélez   Santana.

Tienen unidades de cuidados intensivos las clínicas Abel González,  Centro de Ginecología y Obstetricia y la  Independencia.

Se conoce la existencia de esas unidades en la clínica Abreu, Centros médicos UCE y Dominicano. También cuenta con una sala de cuidados intensivos la clínica Gómez Patiño. Para el secretario de Salud, Bautista Rojas Gómez, constituye un reto que todos los grandes hospitales tengan equipadas sus emergencias.