Expertos sugieren cambios para Ley Electoral y Partidos

23_03_2017 HOY_JUEVES_230317_ El País6-7 A

Reducir el modelo presidencialista vigente en la Junta Central Electoral (JCE), eliminar el uso de los fondos públicos en las campañas electorales, organizar las primarias de los partidos, excluir el voto preferencial y equilibrar la participación de las mujeres en la política son parte de los aspectos que deberían incluirse en la modificación a la Ley Electoral y en el proyecto de Ley de Partidos Políticos.
Tales ideas fueron expuestas por los juristas Francisco Álvarez Valdez, Eddy Olivares, Franklyn Almeyda Rancier, José Ángel Aquino y Rosa Pérez de García en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio.
Álvarez Valdez consideró que la JCE ha sido el desastre más grande como órgano colegiado que ha tenido el país en los últimos tiempos, “porque funciona con un presidente que tiene unos consejeros a quienes les pide recomendaciones de vez en cuando”.
Al hacer esa salvedad explicó que el proyecto de modificación de la Ley Electoral, elaborado por el referido organismo en 2011, repite exactamente lo mismo con relación a las atribuciones otorgadas al presidente.
“Es un proyecto de corte eminentemente presidencialista, porque su presidente dirige todas las comisiones, cuando lo que debe ocurrir es colocarlo en la labor que desempeña cualquier presidente de un órgano colegiado: convocar, preocuparse por la agenda, dirigir los debates, representar al órgano ante las entidades públicas y privadas”.
El jurista también expresó que se le debería quitar a los abogados el monopolio que tienen para dirigir la JCE, lo cual era válido cuando ese organismo tenía funciones contenciosas.
Los recursos públicos. Olivares, quien fue miembro de la JCE, dijo que se hace imperativa la reforma de la Ley Electoral por muchos aspectos, pero citó entre los más importantes el uso de los fondos públicos en las campañas electorales.
Un ejemplo le bastó para plantear esa problemática. “En marzo de 2016 el presidente Danilo Medina acudió al municipio Santo Domingo Este a inaugurar la Línea 2B del Metro de Santo Domingo; sin embargo, recientemente el director de la Oficina para el Ordenamiento del Transporte (Opret), Diandino Peña, informó que todavía no se han construidos los vagones para esa línea.
“De manera que esa fue una campaña engañosa para beneficiar la candidatura presidencial y la municipal”. En cuanto a la Ley de Partidos dijo que de su aprobación depende la democracia interna y la transparencia de las organizaciones políticas.

“Todos aquí estamos conscientes de que los partidos dominicanos no están en capacidad de arbitrar sus procesos internos, y eso es suficiente para que se entienda la importancia que tiene la aprobación de la ley de partidos.
Voto preferencial. Almeyda, miembro del Comité Político del PLD, afirmó que de la modificación de la Ley Electoral depende la modernización de los partidos y de la JCE. Asimismo enfatizó, al analizar la importancia de la Ley de Partidos, que en esa legislación se debe determinar si las primarias de esas organizaciones se harán de manera cerrada o abierta, y de forma simultánea.
“Hay un segundo punto importante para nosotros y es el tema del voto preferencial, porque crea desigualdad a lo interno de los partidos. Si las primarias internas son democráticas el voto preferencial no tiene sentido”.
Fortalecer a la JCE. Aquino, quien fue miembro de la JCE, consideró en el contexto de las referidas reformas del régimen electoral que a ese organismo se le debería fortalecer su naturaleza colegiada, y establecer sus competencias.
“Por ejemplo, sobre las primarias la actual Ley Electoral dice que la JCE podría decidir si las supervisa o si no las supervisa, pero eso debería ser obligatorio como ocurre en todos los países de América Latina.
“Pero siempre es importante que ese tipo de decisiones no se dejen a la voluntad del órgano electoral, hay decisiones que no las puede tomar el órgano electoral, sino que deben ser producto del consenso político en el Congreso Nacional, que tiene que hacer las leyes”.
Aquino consideró además que una parte fundamental de la reforma es que si no se garantizan los mecanismos para que las disposiciones se ejecuten “podemos tener una Ley Electoral perfecta, pero que no va a ser efectiva”.

Equidad de género. Pérez de García, suplente del TSE, afirmó que la cuota de la mujer hay que seguirla defendiendo.
“Se nos debe dar la participación a cargos políticos y públicos de manera equitativa, porque a veces sucede que la mujer tiene que declinar la posición electiva que obtiene por diferentes motivos”, afirmó la jurista en el encuentro.
Además destacó que todas las fuerzas políticas y la sociedad civil deben empujar, sin más demora, la aprobación del proyecto de Ley de Partidos y la reforma de la Ley Electoral, para modernizar el régimen electoral del país.