Expertos temen que la inestabilidad en Asia Oriental merme el crecimiento

crecimiento de la economia

Manila. La crisis política en Tailandia y el conflicto de soberanía en el Mar de China Meridional pueden afectar las perspectivas de crecimiento económico de Asia Oriental, afirmaron hoy en Manila expertos en el Foro Económico Mundial (FEM).   “Necesitamos paz y estabilidad en la zona. Es lo más importante, desde el punto de vista del inversor”, señaló el director ejecutivo de la compañía First Eastern Investment Group, Victor Chu, en uno de los debates.

Por su parte, el director ejecutivo de Lippo Group de Indonesia y copresidente del FEM, James Riady, destacó que “las tensiones (en la región) son reales, e impactan directamente en los mercados”.

El jefe del Ejército tailandés, Prayuth Chan-Ocha, declaró la ley marcial en el país esta semana para restablecer “la paz y el orden”, después de meses de protestas antigubernamentales que han provocado 28 muertos y más de 800 heridos.

Las disputas territoriales que mantiene Pekín con Tokio, Hanoi y Manila, principalmente, son un foco constante de desestabilización en la región que daña la economía, como prueban la evacuación esta semana de más de 4.000 chinos de Vietnam, tras violentas manifestaciones nacionalistas contra China.

Para los profesionales presentes en el FEM de Manila, la respuesta para evitar que los conflictos regionales afecten al crecimiento económico debe partir de la unión y la comunicación entre los países de la zona.

“Hay que tratar de separar los negocios de la política. Los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) deben estar unidos para enfrentarse a los problemas lo antes posible”, expresó el presidente de la compañía japonesa Lawson y copresidente del FEM, Takeshi Niinami.

“El reto -apuntó Riady- es que todos los países de la zona nos concentremos en la integración económica, y que esa sea nuestra prioridad frente a la política”.   La integración económica de los miembros de la ASEAN llevaría, además, a que las empresas pudieran trasladarse con rapidez y sin trabas a otras naciones de la zona, así como tener acceso a los mismos recursos si la inestabilidad afecta a un país concreto.

Este, según los expertos, sería un factor importante para calmar la inquietud que provocan los conflictos regionales, y favorecer las previsiones de crecimiento económico.   “El potencial de la comunidad económica ASEAN es enorme”, subrayó el director ejecutivo de la aerolínea AirAsia, Anthony Fernandes.

La región de Asia Oriental es considerada como uno de los potenciales motores económicos del futuro gracias al alto porcentaje de población joven, los recursos naturales que posee y el incremento del consumo, entre otros factores.

Según el Banco Asiático de Desarrollo, las economías de Asia Oriental, que comprenden a China, Corea del Sur, Hong Kong, Mongolia y Taiwán, crecerán en torno al 6,7 por ciento en 2014; mientras que las del Sudeste Asiático, sobre el 5 por ciento.