Exportación del agro podrían bajar si sacan productos genéricos

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/D37A0FA4-E76C-4A1E-B733-77C8200A8240.jpeg

Las exportaciones agropecuarias de las naciones latinoamericanas corren el riesgo de mermar y los países de la región podrían convertirse en importadores netos, si las miltinacionales logran conformar un mercado donde la mayoría de los productos genéricos no puedan comercializarse, advirtió un especialista costarricense.

Didier Rodríguez expuso que mediante la manipulación de los reglamentos y las leyes vigentes para imponer los deseos de las miltinacionales, la oferta de productos genéricos quedaría sino limitada, excluida de los mercados de la región, y los agricultores se verían obligados a utilizar sólo productos de marca elaborados por las transnacionales.

Explicó que la oferta de productos genéricos actualmente representa del 30 al 35 por ciento del costo de producción en la agropecuaria.

Rodríguez informó que en Honduras, las miltinacionales fabricantes de productos genéricos y patentizados lograron imponer un sólo tipo de glifosato que en su introducción costó tres dólares y ahora cuesta once dólares.

Preguntó qué pasaría en República Dominicana con los pequeños y medianos productores agropecuarios si en lugar de tres a cinco dólares por un insumo, tuvieran que desembolsar once dólares, por el hecho de que exista una imposición en la que haya un sólo tipo de glifosato.

“Obviamente que desaparecería el pequeño y mediano productor, y también todos los pequeños y medianos fabricantes de agroquímicos del país, y eso no está muy lejos, porque al ser las miltinacionales los dueños de la marca de un genérico y estar solas en el mercado, podrían poner el precio que quieran, sobre todo si hay menos oferta que la demanda”, expresó.

“De manera que estamos hablando de una amenaza, de un futuro incierto en el cual tenemos que tomar conciencia, elaborar una estrategia y hacer que funcione”, agregó.

Dijo que “hay que hablar con los agricultores, con los líderes de las cámaras de producción y agricultura, con los de las organizaciones, y explicarles lo que es propiedad intelectual, lo que es la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Norma-FAO  y sus implicaciones, de los resultados de la aprobación de un Tratado de Libre Comercio (TLC), para que sepan a qué se van a enfrentar, qué puede pasar; y hay que hacerlo también con los políticos, líderes sindicales o de cualquier tipo”.

Advirtió que quienes están detrás de establecer reglamentos nuevos o de modificar los existentes utilizan un lenguaje complicado y confuso para sacar ventajas de la situación.

Dijo que en Costa Rica la gente está en contra de que los productos genéricos desaparezca o suban y de que la medicina veterinaria o humana se eleven en su costo.

“Si suben los productos agroquímicos, los costos de producción a los niveles que pensamos pueden subir el arroz, la yuca, la cebolla todo va a subir y así mismo se afectarán las poblaciones”, apuntó.

Argumentó que los países tienen derechos a defender sus costos de producción, porque de lo contrario, pierden competitividad, y las exportaciones se caerían y obviamente subirían las importaciones. 

Rodríguez, vicepresidente de la Cámara Costarricense de Productores Genéricos fue de los expositores en el seminario celebrado por la Asociación Nacional de Importadores de Productos Agropecuarios (ANIMPA).

El presidente de ANIMPA , Ramón Castillo Lachapelle dio a conocer en el evento un informe del año 1999 en el que el 65% del mercado nacional estaba representado por la oferta de productos genéricos (no originado en patentes) y el 35% era patentizado; ya en el año 2000, los genéricos llegaron a ser el 92% del mercado y el 8% era de patentes, en el 2005, la proyección indica que serán el 98% contra un 2% de los patentizados.

El comportamiento de las importaciones de glifosatos usados en la agroquímica le dan en el 2002, un 34.4 millones a los agroquímicos, contra  22.5 millones en el 2003. En el 2002 se introdujeron 1,164,773 millones de litros del producto, valorado en 4,563,712 millones de dólares en el 2002 y  pero descendió al año siguiente a 1.1 millón de litros y su valor en dólares decayó a 3,658,510 millones.

Castillo Lachapelle aseguró que el costo de producción en la actualidad el cultivo del arroz en todos sus componentes expresados en mano de obra, interés de los préstamos, costo de las semillas, preparación de terreno, uso de pesticidas y fertilizantes pudiera dispararse de un 35% a un 50% si es modificado el reglamento 322-88 tal y como plantea la Asociación de Fabricantes a Importadores de Productos Agroquímicos (AFIPA), aunque aclaró que ANIMPA no está opuesta que se revise, siempre y cuando se les permita al sector y a los productores participar en los debates.

Con la vigencia de la ley 311 sobre Uso y Control de Plaguicidas el costo de producción de una tarea de arroz es de RD$3,006 si se modifica podría elevarse a RD$3829.

El expositor Didier Rodríguez dijo que es interés de las miltinacionales además impedir introducir en el mercado los nuevos inventos de productos genéricos, como una manera de mantener el mercado abierto a su oferta, lo cual consideró es una maniobra peligrosa para el resto que necesita sobrevivir.

Adujo que nadie está opuesto a la protección del ambiente, pero hay que ser cuidadosos porque el empeño de las miltinacionales no se limita a eso, sino a ganar dinero sacando la competencia del mercado y para ello recurren a las manipulaciones de las reglas de juego establecidas en los países.