Exposición en homenaje a dos artistas plástica

http://hoy.com.do/image/article/300/460x390/0/A08A2AF7-886B-4369-8F10-33603C93718A.jpeg

Con la participación de reconocidos artistas plásticos nacionales se inaugurará la exposición colectiva “Dos Madres del arte nacional” para rendir un merecido homenaje a las destacadas artistas Marianela Jiménez y a Soucy Pellerano.

A partir de la convocatoria de Contemporanía, centro de cultura y arte, exponentes de varias generaciones de artistas visuales, tendencias y postulados estéticos se congregarán alrededor de la exposición para reconocer los aportes de Marianela Jiménez y Soucy Pellerano.

Fernando Peña Defilló, Guillo Pérez, Elsa Núñez, Amaya Salazar, Rosa Tavárez, Alberto Houellemont, José Miura, Dionisio Blanco, Luz Severino, Miguel Núñez, Enriquillo Rodríguez Amiama, Lucía Méndez, Willy Pérez, Alberto Lestrad, Remberto Rondón, Osiris Gómez, entre otros singulares representes de nuestras artes, participarán con obras de su autoría, de reciente producción.Marianela Jiménez es considerada como una de las representes y continuadoras fundamentales del expresionismo del arte nacional que inauguran Celeste Wos y Gil y Jorge Morell. Alumna de la profesora Wos y Gil, de Georges Hausdorf y de Manolo Pascual, recibió una sólida educación en la Escuela Nacional de Bellas Artes de la que es una de sus primeros egresados.

Desde sus tiempos estudiantiles, Marianela Jiménez se destacó por su trazo enérgico y desinhibido, pastoso y cromatizado, firme y sin amaneramientos. Desde su egreso hasta hoy desarrolló una larga y fructífera carrera, muy especialmente en la formación de generaciones de artistas a través de su posición de directora de la Escuela Nacional de Bellas Artes Soucy Pellerano, por su parte, arribó al arte nacional en 1965, en medio de los reclamos de un mejor país y de derechos que casi en pleno exigía la sociedad dominicana. Su arte de compromiso social también fue uno de los más comprometidos con la llamada estética de la renovación, permitiéndole ser la exponente local del llamado arte cinético. También abrió los espacios de su ejercicio a la esculto-pintura y la llevó hasta un discurso, denominado  maquinista que recogió en sus estructuras nuevas e inverosímiles.