Expresidente Brasil Temer califica su prisión de “barbaridad”

Brazilian President Michel Temer gestures during the inauguration ceremony of the new Minister of Cities Alexandre Baldy at Planalto Palace in Brasilia, on November 22, 2017.  Temer initiated a ministerial reform to increase support in the National Congress and to be able to approve economic reforms. / AFP / EVARISTO SA
Brazilian President Michel Temer gestures during the inauguration ceremony of the new Minister of Cities Alexandre Baldy at Planalto Palace in Brasilia, on November 22, 2017. Temer initiated a ministerial reform to increase support in the National Congress and to be able to approve economic reforms. / AFP / EVARISTO SA

El expresidente de Brasil Michel Temer (2016-2019) calificó ayer de “barbaridad” la prisión decretada en su contra en el marco de la operación Lava Jato, como es conocida la mayor operación de combate a la corrupción en la historia del país.
Así lo dijo el ex jefe de Estado a un periodista de la radio CBN minutos después de ser arrestado en Sao Paulo, una tesis que también fue defendida por su defensa.
La detención de Temer y del exministro Wellington Moreira Franco fue ordenada por el juez federal de Río de Janeiro Marcelo Bretas, en el marco de una investigación abierta para verificar supuestas irregularidades en contratos firmados por empresas ya condenadas por la Lava Jato y Eletronuclear, la estatal que opera las plantas nucleares del país.
Según la denuncia, las empresas que se adjudicaron los contratos con Eletronuclear pagaron sobornos para favorecer a dirigentes del partido del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), la formación liderada por Temer y cuyos dirigentes controlaron por muchos años todas las estatales del sector eléctrico del país.
Tales contratos sospechosos fueron firmados en 2016 cuando Temer ya presidía Brasil.
La denuncia fue hecha por el propietario de la empresa Engevix, José Antunes Sobrinho, que aceptó colaborar con la Justicia y delatar a sus cómplices. La formación de centro derecha lamentó la decisión de la Justicia y subrayó en un comunicado que la investigación demostró que “no hay irregularidades” por parte de Temer y Franco.
El MDB confió en que la Justicia “restablezca las libertades individuales, la presunción de inocencia” y “el derecho de defensa”.