Expresidentes Codia proponen haya política asegure abastecimiento agua

agua5

Integrantes del Movimiento Nacional de Expresidentes del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) propusieron que la política para asegurar el abastecimiento de agua se concentre en infraestructuras de almacenamiento del líquido, en vez de en la construcción de nuevas presas.

Para los ingenieros Ramón Cruz, Teodoro Tejada, Domingo Tavera y Víctor Payano es siempre “una sorpresa” cuando el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montás, declara que esa institución ampliará las tuberías de suministro de agua para aumentar el caudal, cuando en el país no hay un plan de almacenamiento de agua.

Al participar en el Encuentro Económico de HOY los expresidentes del Codia lamentaron que nunca ningún director de la CAASD ni del Instituto Nacional de Aguas Potables (Inapa) haya hablado de la necesidad de la construcción de infraestructuras para almacenar ese líquido tan vital para el desenvolvimiento de la población en general.

Citaron el ejemplo de Lima, Perú, ciudad en la que dijeron, las lluvias son muy escasas, sin embargo, el Estado se preocupó por construir obras para el almacenamiento en las montañas y ríos, por lo que puede durar hasta cuatro años sin llover y no hay problemas con el suministro del líquido.

Criticaron que en República Dominicana no haya esa política, lo que trae como consecuencia que en los meses de escasez de agua provocada por la falta de lluvia se destinen millones de pesos para suplir a la población de ese líquido a través de camiones o que se quiera gastar cuantiosos recursos en la construcción de presas.

Dada esa situación, los expresidentes del Codia plantearon que las condiciones climatológicas del país ofrecen la oportunidad de construir un complejo de obras de almacenamiento de agua.

Agregaron que eso permitiría asegurar el suministro para la población y los animales cuando haya sequía, así como para la generación de energía hidroeléctrica, debido a que hay pendientes adecuadas desde la cordillera Central y puntos que se convierten en vasos de almacenamiento en las estaciones en que las lluvias son abundantes.

Resaltaron que de adoptar esa iniciativa como una política de Estado, el agua que cae cuando llueve no se iría al mar, y se garantizaría el abastecimiento de toda la población y del sector agropecuario, los que, dijeron, cada año sufren la escasez de tan apreciado y vital recurso.