Expulsan a tres estudiantes de Liceo Constanza por revoltosos

LA VEGA. Tres estudiantes del primero de bachillerato del liceo José Francisco Peña Gómez, en la comunidad La Palma de este municipio, fueron expulsados este viernes por las autoridades de este centro educativo, que tomó medidas drásticas contra quienes provocaron una trifulca que dejó como resultado a un estudiante lesionado por los golpes, 11 personas detenidas y suspensión de la docencia.

El director del liceo, Reyito Reyes, acató las denuncias hechas por los padres y madres de los demás alumnos, quienes expresaron su temor por el mal comportamiento de los tres expulsados. Los estudiantes son Josue Sánchez y su primo Ilguin Imprain Sánchez, residentes en la comunidad de Arroyo Prieto; quienes mantienen una disputa con Kelvin Plasencia, residente en el sector la Descubierta.

“Esos alumnos han traído a la escuela sus riñas personales, lo cual está afectando la paz y la armonía de este recinto. Los padres de los demás estudiantes se nos quejaron, porque está en peligro la seguridad de sus hijos. Así que, amparados en algunas disposiciones legales, hemos decidido optar por la expulsión, y ver cómo ellos podrían  recibir docencia sin asistir al liceo”, dijo Reyes.

El director depositó los documentos ante las instancias del Ministerio de Educación y por el momento se tiene previsto que los estudiantes reciban docencia asistiendo al liceo cada dos semanas, hasta que termine este cuatrimestre. Se les recomendó a los padres inscribir a sus hijos en otro centro educativo, donde, si tampoco son aceptados, tendrán que buscar otras opciones.

Empero, dos de los tres estudiantes por su propia cuenta no están asistiendo a clases. Necesidades. Con una matrícula de 159 estudiantes, el liceo José Francisco Peña Gómez está instalado en la Escuela La Palma, debido a que no tiene edificio propio. Su director explicó que en diversas ocasiones han solicitado al Ministerio de Educación y al Despacho de la Primera Dama, la instalación de un laboratorio de informática, donde los estudiantes puedan tener acceso a la tecnología de la comunicación a través del internet.

“No tenemos maestros para informática ni computadoras. Nos hace falta un laboratorio a la mayor brevedad posible, porque esta área debe trabajarse de manera integrada, tanto la teoría como la práctica”, expresó Reyes.