Exsoldados colombianos en Haití acusan a la Policía de tortura

Exsoldados colombianos en Haití acusan a la Policía de tortura

Por: AP NEWS

Ex soldados colombianos arrestados en Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moïse han acusado a la policía local de tortura, diciendo que han sido quemados, apuñalados y golpeados en la cabeza con un martillo, entre otras cosas.

Los detalles de la supuesta tortura están contenidos en un sept. 6 carta dirigida al presidente de Colombia y otros altos funcionarios, así como a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y al Comité Internacional de la Cruz Roja. Estaba firmado por los 18 ex soldados detenidos en el asesinato.

Los familiares de los soldados entregaron una copia de la carta a The Associated Press, pero pidieron no ser identificados por su seguridad.

En la carta, los soldados acusaron a los policías haitianos de dispararles con armas poderosas cuando intentaron entregarse con las manos levantadas pocas horas después de que Moses fuera asesinado en su casa privada el 7 de julio.

Exsoldados colombianos en Haití acusan a la Policía de tortura.

“Fuimos engañados por personas y empresas de Estados Unidos y Haití que buscan acusarnos de hechos de los que no somos responsables. No dejes que se cometa una injusticia ”, escribieron.

 Varios días después del asesinato, el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que la mayoría de los ex soldados arrestados fueron engañados y pensaron que viajaban a Haití con una misión legítima de protección.

Dijo que solo un pequeño grupo de ellos sabía que se trataba de una operación criminal. En la carta, los exsoldados describen cómo la policía torturó y luego ejecutó a uno de sus compañeros que resultó herido tras recibir disparos de agentes haitianos mientras intentaba darse la vuelta.

Fue uno de los tres ex soldados colombianos muertos. La carta también acusa a la policía de patear a algunos exsoldados en los testículos e incluso quemar a uno de ellos en la ingle, supuestamente mientras decía que los derechos humanos no existen en Haití y que podían hacer lo que quisieran.

Leer más: Fiscalía de Haití llama a declarar al primer ministro por caso asesinato Jovenel Moise

Los exsoldados alegaron que otros compañeros fueron arrojados contra las paredes, a uno le quemaron el pie con aceite caliente, a otro le dieron una patada en la boca y sufre de dos dientes rotos y que la policía liberó al menos a tres de ellos ante una multitud que atacó con machetes. o los apuñaló.

También acusaron a las autoridades de mantenerlos a todos esposados ​​durante 24 días y de no recibir comida ni agua en los dos primeros días posteriores a su captura. Escribieron que los baños de la celda en la que estaban detenidos en la sede de la policía no funcionaban, por lo que las heces llenaron el área y causaron que sus heridas se infectaran.

La falta de atención médica oportuna también fue denunciada por la Defensoría del Pueblo de Colombia, entidad estatal encargada de velar por los derechos humanos, luego de una visita del 26 de julio a los exsoldados. En su informe, la oficina advirtió que tres de los detenidos tenían heridas considerables y necesitaban tratamiento médico especializado.

Una vez que fueron trasladados a un centro penitenciario, los exsoldados dijeron que no había baños ni agua potable, que o tenían que comprar o esperar a que un buen samaritano les trajera un poco. Señalaron que solo se alimentan una vez al día y que algunos de los ex soldados han perdido hasta 44 libras (20 kilogramos).

Las Naciones Unidas y otras organizaciones han denunciado durante mucho tiempo las condiciones carcelarias en Haití, señalando que están severamente superpobladas y que los reclusos a menudo son maltratados, a veces torturados y pueden pasar más de una década tras las rejas sin tener que ir a una sola audiencia judicial o ser acusados. con cualquier cosa. En su carta, los ex soldados agregaron que no tienen abogado, no saben los cargos que enfrentan y que tienen prohibido llamar a sus familias: «Nos encontramos completamente aislados».

Los ex soldados también dijeron que las autoridades haitianas ya habían preparado declaraciones escritas antes de entrevistarlos y les ordenaron firmar los documentos redactados en un idioma que no entendían.

«La tortura se ha utilizado como una forma de obtener declaraciones», escribieron. Los ex soldados dijeron que uno de los principales funcionarios que supervisaban el caso era el responsable de la tortura y lo calificaron de «profesional» en la tortura de seres humanos. No lo identificaron. «Les agradecemos de antemano su atención y pronta respuesta a este grito de ayuda y quejas», escribieron.

Ni la oficina del presidente de Colombia ni el Ministerio de Relaciones Exteriores respondieron de inmediato mensajes para hacer comentarios. Una portavoz de la Policía Nacional de Haití no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Las autoridades haitianas han detenido a más de 40 sospechosos del asesinato de Moïse durante un ataque en el que resultó herida su esposa, Martine Moïse. Mientras tanto, los secretarios judiciales que investigan el caso se han escondido después de haber sido amenazados de muerte si no cambiaban ciertos nombres y declaraciones en sus informes.

Además, un juez haitiano asignado para supervisar la investigación renunció el mes pasado por razones personales. Se fue después de que uno de sus asistentes muriera en circunstancias poco claras. Se ha asignado un nuevo juez, pero los ex soldados colombianos aún no han comparecido ante el tribunal.

Leer versión original en el siguiente enlace:

https://apnews.com/article/colombia-haiti-assassinations-596d502a348663891eb55e36822ca203

Más leídas