Factura podría aumentar entre 1,300 y US$3,400 millones

Factura podría aumentar entre 1,300 y US$3,400 millones

Arturo Martínez Moya

La invasión rusa a Ucrania disparó el precio del petróleo, con sube y baja el crudo caro llegó para quedarse, un conflicto que va para largo, hay muchos intereses envueltos, junto al precio del dinero y de la comida, forman la tormenta mundial perfecta, los primeros dos precios claves para la política económica mundial.

El crudo WTI que usamos de referencia y que Refidomsa nunca lo ha importado para utilizarlo como materia prima, la semana pasada su precio supero los 114 dólares, aumento más de 50 por ciento comparado con diciembre (75.21 dólares) de 2021 y 86 por ciento con doce meses atrás. Aunque se deflacte con la alta inflación mundial, en términos reales el precio está en nivel récord.

Mientras algunos países enfrentan la crisis de precio limitando el consumo de combustibles y otros lo trasladan automáticamente al consumidor, el presidente Abinader, con medidas precisas, protege el presupuesto de familias y empresas, deja de cobrar impuestos a las gasolinas, gasoil y glp por un monto que podría oscilar entre 5,200 y 13,600 millones en cuatro meses, si por el crudo y derivados este año pagamos un precio medio de 70 o 100 dólares.

Desgravación impositiva que reduce la pérdida en crecimiento del PIB y evita presión adicional sobre la inflación.

Los siguientes dos ejemplos muestran, en ausencia de la política de subsidio del Gobierno, la magnitud del impacto potencial en ambas variables del alza de precio del petróleo.

Puede leer: Por la inflación se encarece el dinero

Para el FMI por cada aumento de 10 dólares del barril de crudo, el crecimiento mundial se reduce al año siguiente en 0.30 punto porcentual, y la inflación mundial aumenta 0.25 puntos.

Si pagamos un precio medio de 70 dólares (frente a 50.83 dólares en 2021), la factura petrolera aumenta 0.5% del PIB, en 1,300 millones de dólares, el crecimiento del PIB se reduce 0.6% y la inflación aumenta 0.47%.

Si el precio medio es 100 dólares, la factura petrolera se encarece en 3,400 millones de dólares, rebaja el crecimiento en 1.5 puntos porcentuales y la inflación aumenta 1.2%.

Pérdidas que se traducirían en menos poder de compra para las familias, sin considerar los efectos de segunda ronda sobre los salarios, y en reducción de los márgenes de beneficios de las empresas, principalmente las que tienen inversión en sectores más intensivos en el uso de petróleo.

El precio medio que pagamos en 2021 se multiplico 3.5 veces desde el nivel más bajo en 1998 (14.65 dólares), podría ser 5 o 7 veces si este año el precio es 70 o 100 dólares el barril.

Combinado con el volumen consumido, de 44.2 millones en 1998 a 70 millones de barriles en 2022, encarece la factura petrolera de 3% en 1998 a más de 6% del PIB en 2022.

La buena noticia es que la economía dominicana mejoro su eficiencia petrolífera en 60 por ciento de 1998 a 2021, para producir un millón de PIB consumió 2,082 barriles en 1998, reduciéndose a 825 barriles en 2021, explicando porque, el PIB por habitante se multiplico siete veces en los veinticuatro años de historia, no obstante, el elevado peso relativo del cemento, construcción, transporte, turistas y visitantes en el PIB total.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas