Facturación electrónica oportunidad Mipymes

Facturación electrónica oportunidad Mipymes

Gurusoft destaca impacto positivo ofrece las Mipymes la facturación electrónica.

CIAT estima tecnología le genera a los usuarios un ahorro de hasta el 80%, en comparación con la facturación tradicional en papel

La Facturación Electrónica en República Dominicana avanza a pasos acelerados y una muestra de ello es la reciente aprobación, en segunda lectura, del proyecto “Ley General de la Facturación Electrónica en República Dominicana”, por parte del Senado de la República.

Los emprendedores, micro, pequeñas y medianas Empresas (Mipymes) se enfrentan a este reto con inquietudes que van desde el costo hasta la complejidad de este tipo de facturación. Esta tecnología permite la expedición y recepción de facturas en formato digital, teniendo la particularidad de que llega inmediatamente al ente tributario del país, en este caso, de la DGII, en lugar de hacer un proceso mensual del envío de las facturas.

Esto significa que es un proceso que se realiza de manera inmediata y no en un momento puntual del mes, elimina riesgos en pérdida de documentos, así como la necesidad de almacenamiento físico de facturas; también permite estandarizar relaciones comerciales entre empresas, así como un ahorro en costos de papel, tinta y otros materiales gastables.

“Toda microempresa o Pyme que se encuentre en pleno crecimiento encontrará un aliado en este tipo de facturación, por toda la agilidad que le aportará en su día a día. Implementarlo es bastante sencillo y no hay nada que temer en cuanto a su uso, al contrario, es una herramienta muy ágil. Recomendamos instruirse al respecto, hay información llana y útil a disponibilidad”, indicó Rafael Montero, CEO de Gurusoft.

De acuerdo con informaciones del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), se estima que esta tecnología le genera a los usuarios un ahorro de hasta el 80%, en comparación con la facturación tradicional en papel.

Uno de los aportes más significativos de esta modalidad, para microempresas y PYMES, es que reduce el tiempo dedicado a este proceso operativo, permitiendo un mayor tiempo para darle prioridad a la estrategia, que es un factor fundamental para el crecimiento del negocio.

Publicaciones Relacionadas