Fadul aboga por  mejores salarios

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/40F885FD-CA74-4074-B49B-3828DC629537.jpeg

El secretario de Trabajo, José Ramón Fadul, abogó anoche por un salario digno y adecuado para los trabajadores para poder ser competitivos, ya que no se puede ser competitivo en base a un salario bajo.

“No podemos exigirle al trabajador que se capacite cuando le estamos pagando 3,900 pesos y 4,500 pesos en salario”, enfatizó. Señaló que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) está promoviendo nivel mundial, lo que le llaman “el trabajo decente”, el cual conlleva un salario adecuado, no desproporcionado. Explicó que el trabajo tiene mucho contenido;  contenido alimenticio, de vivienda, educación, salud y “hasta de recreación”.

Fadul, quien también es el presidente del Consejo Nacional de Seguridad social (CNSS) emitió sus declaraciones al pronunciar el discurso central al presentar la reedición de la Ley 87-01 y sus modificaciones, y el boletín “CNSS Informa”, así como su nuevo portal institucional, en un acto efectuado en el hotel Santo Domingo. Reiteró que  los salarios son revisables cada dos años, salvo que no se presenten situaciones externas económicas    a destiempo. Dijo que como hay salarios que tienen un año de haber sido revisados, “yo he instado a través del Comité Nacional de Salario a que llame a las partes a discutir el salario; porque aun aquellos salarios que hace un año fueron revisados pueden ser revisados ahora, por la circunstancias difíciles que vive el país”. Se refirió a  circunstancias externas como es el  caso del petróleo y los alimentos.

La clave

Ley 87-01

El presidente del CNSS, José Ramón Fadul, expresó que con la reedición de esta ley, promulgada el 9 de mayo del 2001, lo que se busca es apoderar a la mayor cantidad de dominicanos y de instituciones de su conocimiento. Sostuvo que en la medida en que se conoce la ley y se propicia el  conocimiento a cabalidad del sistema de seguridad social, “en esa medida tendremos éxito”. Dijo que la reedicción que tienen las dos leyes complementarias  buscan en última instancia que el pueblo dominicano se apodere del sistema.