FAGROVET Trabajo, calidad y entrega

varias

La Facultad de Ciencias Agropecuarias y Veterinarias de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) fue creada en 1914 mediante el artículo 849 del Código de Educación. Es, por lo tanto, la primera institución académica que ofreció a la sociedad dominicana calificados profesionales del sector: médicos veterinarios, en 1955, e ingenieros agrónomos, en 1968.
Desde la formación de la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias de la UASD, la institución académica ha entregado a la sociedad más de 4,000 profesionales, lo cual es motivo de orgullo para las autoridades porque impacta al campo dominicano en el nivel más alto. Muchos de ellos ocupan empleos públicos de instituciones del sector agropecuario. Otros son agroempresarios, emprendedores que han formado sus propias empresas, generando mano de obra en el campo dominicano.
La UASD y sus recintos han sido escenario durante décadas de movilizaciones estudiantiles por la lucha presupuestal. Las inquietudes que como academia siempre ha mantenido de cara a las injusticias que puedan ocurrir en esta sociedad y los aportes positivos que hace la institución se quedan de lado. Cientos de egresados son dirigentes políticos y funcionarios importantes de distintas administraciones del Estado.
Fagrovet. La Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias (Fagrovet) se mantiene a la vanguardia en la formación técnica de los profesionales del sector, que egresan con una alta calidad. Es motivo de orgullo para la institución académica que la mayoría de sus egresados que salen a formarse a nivel de postgrado en otras universidades del exterior son catalogados “como muy buenos”. En general, casi la mayoría concluye sus estudios cuando van con una formación básica de ingenieros agrónomos y tienen que ir a hacer maestrías y doctorados.
El ingeniero Modesto Reyes, decano de Fagrovet comenta que “esto nos da la oportunidad de mostrar el impacto que tiene nuestra facultad. El aporte también impacta a las empresas”. Un ejemplo es Leche Rica, en la que los profesores universitarios fueron los primeros asesores que tuvo esa empresa.
Fagrovet tiene el banco germoplasma de cacao más grande del país y le ha entregado al Ministerio de Agricultura más de 27 millones de semillas híbridas de cacao, de alta calidad. Estas semillas son utilizadas por esa institución para germinarlas y entregarlas a pequeños productores de escasos recursos.
Además, la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Veterinarias ha generado la variedad de “guandul UASD”, que tiene la característica de producir todo el año. La Fagrovet concluyó recientemente una investigación para la recuperación de esa variedad, y ya está a disposición de los productores.
“En esta facultad se encuentra el laboratorio más importante de la República Dominicana para el control biológico de plagas. Esto significa que aquí se multiplican enemigos naturales para el control biológico, lo cual ayuda al país a evitar la compra en el exterior de compuestos químicos, como insecticidas, fungicidas y otros agroquímicos que tienen un impacto ambiental cuando se utilizan en los cultivos”.
Cada año Fagrovet cubre con controles biológicos alrededor de 17,000 tareas de yuca en la zona Norte del país, liberando una pequeña avispita, cuyo nombre es trichogramma, que puede parasitar los huevos de una plaga importante, el “gusano de flota de la yuca”, y de esa forma evita el nacimiento de la plaga.
Hay más de 220 especies de Trichogramma y muchas son tan parecidas que se necesita el examen de algún experto para diferenciarla.
De igual manera, las autoridades universitarias multiplican hongos para control de plagas importantes, como el picudo del plátano y el picudo de la caña de azúcar, así como una diversidad de plagas que impactan a la agricultura dominicana. Ese laboratorio es valorado como una esperanza para el país.
En la Facultad de Ciencias Agrícolas y Veterinarias de la UASD disponen de una planta piloto de lácteos para producir queso y yogur, productos que se expenden en dos agroplaza que tiene la facultad; también se vende otras variedades que provienen de los invernaderos.
“Hemos mantenido por muchos años la producción de estos productos lácteos con la calidad que se requiere. Muchos ciudadanos nos preguntan por qué nuestros productos no se venden en supermercados. Planteamos que el producto principal nuestro es el profesional que sale egresado por las puertas de esta facultad”.
A través de la carrera de industria láctea, Fagrovet dispone de internamiento de personal y de productores en lo que es el manejo y la higiene de la leche y mejoramiento de la calidad de los productos.