Fallo demuestra fragilidad y complicidad de la justicia

p6

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, afirmó ayer que con el auto de “no ha lugar” a favor del senador Félix Bautista y compartes, el sistema de justicia le falló una vez más al país y ha otorgado un triunfo con consecuencias muy negativas, que favorece la impunidad.

Tras la decisión del juez de la Instrucción Especial, Alejandro Moscoso Segarra, que rechazó la acusación que por graves imputaciones de corrupción y lavado de activos hizo el Ministerio Público al legislador peledeísta, el procurador advirtió que no se quedará de brazos cruzados y apelará la decisión.

“En el día de hoy el sistema de justicia dominicano se ha convertido en el escudo ideal para todo tipo de delincuencia y de corrupción administrativa, todo por no tener la valentía y la responsabilidad de establecer un régimen de consecuencias que ponga freno a los desmedidos actos de corrupción”, dijo Domínguez Brito en conferencia de prensa.

Afirmó que en el caso de marras la justicia no actuó acorde con lo que establecen la Constitución y las leyes, “y mucho más aún, no jugó un rol de representar la defensa de los derechos de la población”.

No se rendirá. Indicó que el caso de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) es uno más en la lista de sentencias que desde tiempos remotos, y recientes, se han convertido en grandes estímulos para la corrupción.

Citó entre esos casos el Plan Renove, los invernaderos, la venta de indultos, Bienes Nacionales, Liga Municipal Dominicana (LMD), y el de algunas alcaldías, en los que, dijo, las respuestas de la justicia han sido “más que pobres, cómplices de la corrupción administrativa”.

Domínguez Brito expresó, no obstante, que el Ministerio Público no se rendirá ni se cruzará de brazos ante todos los que delinquen, incluídos “desde los más descamisados hasta los más altos y protegidos delincuentes de cuello blanco, que tanto daño le hacen al país, muchos de los cuales han logrado insertarse en altas esferas, en el manto de la impunidad”.

Agregó que el deber de todos y cada uno de los componentes del MP es seguir la lucha hasta hacer valer el imperio de la ley, “sin importar las dificultades, amenazas, extorsiones, amiguismo, ni las piedras ni los peñones que pudieran arrojarnos en el camino a los involucrados ”, señaló.

Manifestó su esperanza de que en algún momento podrán exhibir un debido ejercicio de la justicia, “en donde podamos jugar los roles que la Constitución establece y que la sociedad demanda y espera de cada uno de los actores del sistema, que hasta el momento sigue demostrando fragilidad, complicidad, impunidad y benevolencia con los hechos más bochornosos y graves de la República Dominicana”.

El resto del equipo. Junto a Domínguez Brito estuvieron la titular de la Procuraduría Especializada contra la Corrupción Administrativa (Pepca), Laura Guerrero Pelletier; los adjuntos Carlos Castillo y Pelagio Alcántara; Wagner Cubilete, Wilson Camacho, Narciso Escaño y Milcíades Guzmán, quienes lo representaron en la audiencia.