Fallos Awilda, Arias Valera y fiscal, son contradictorios

carlos balcacer

El abogado Carlos Balcácer consideró “graves” y contradictorios los alegatos del tribunal para ratificarle la prisión preventiva a la magistrada Awilda Reyes Beltré y al exconsejero Francisco Arias Valera, y dictar prisión domiciliaria al fiscal Ysidro Vásquez Peña, quien habría recibido un soborno de US$250,000.

Dijo que es “grave”, porque para mantener en Najayo a Reyes y a Arias Valera, las juezas Nancy Joaquín Guzmán y Yuly Tamarís se basaron en eventuales querellas que serían depositadas contra dos hijos del presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Mariano Germán.

“Es contradictoria porque el presidente de la Corte en funciones, Ignacio Camacho, propuso prisión domiciliaria para Awilda y Francisco, y las dos juezas la admitieron porque entendían que era prudente, pero por una falla logística en el sistema de justicia (custodia policial), según alegaron, no procedía, pero la del fiscal Ysidro sí”, agregó.

Anunció que hoy a las 10:00 de la mañana depositará un recurso de revisión en el que solicita la libertad “pura y simple” de su cliente, para que pueda andar en las calles como lo hace el procurador general Francisco Domínguez Brito.

Balcácer elogió la “uniformidad de criterio” del magistrado Camacho en cuanto a la aplicación de la prisión domiciliaria, y sostuvo que, independientemente del respeto que le merecen las jueza Joaquín Guzmán y Tamarís, ambas incurrieron en una “equivocación” en el caso de Awilda y Arias Valera.

“Por eso someteremos una revisión de la prisión preventiva con presupuestos nuevos, entre ellos, que el sistema de justicia cuenta con la prisión domiciliaria; que no hay peligro de fuga ni de obstruir la investigación porque hay querellas en Ciudad Nueva del mismo caso, contra dos hijos del presidente de la SCJ, Mariano Germán, como dijeron esas juezas”, señaló Balcácer.

Tanto Awilda como el exconsejero Arias Valera, están imputados por el procurador Francisco Domínguez Brito, de formar parte de una trama que negociaba sentencias y que incluye a más personas.

Mientras que el fiscal Ysidro Vásquez es acusado de recibir un adelanto de US$125,000 de manos de Nelson Cabral, uno de los imputados en el fraude del Banco Peravia, para sacarlo del expediente. Fue el mismo Cabral quien hizo la imputación.