Falta de agua y de calles hacen
difícil la vida en Los Cazabes

http://hoy.com.do/image/article/136/460x390/0/1F699C43-877A-4B37-9A51-32A41CAE5BDC.jpeg

LLENNIS JIMÉNEZ
Los Cazabes, Santo Domingo Norte.Tal como en 1979, esta comunidad sigue sumida en el abandono. Pese a que se encuentra a  diez minutos   del Distrito Nacional, carece de  agua potable, carretera,  y fuentes de trabajo.

Esta zona se caracteriza por hacer adversa la vida de sus empobrecidas familias. La situación ahora es lúgubre, pues la gente se vio obligada a dejar de buscar agua en los pozos a los que se llegaba cruzando  montes, debido a que se secaron.

Las amas de casa, como Milagros de la Cruz, aprendieron a idear fórmulas apremiantes para defenderse de la crisis del agua. Empezó por  comprar tanques de agua. Al no poder costear el servicio, determinó construir una cisterna en su galería, con el propósito de abastecerse  y ganarse unos pesos distribuyendo a sus vecinos tanques de agua por  valor de RD$60.

Cándida Linares se considera en el “ojo del huracán” cuando habla de la desgracia que para ella constituye la falta de agua. Dice que si no tiene RD$180 no puede pensar en lavar.

“El presupuesto mensual de mi familia en agua es de RD$300. Imagínese y yo dejé de trabajar en dos casas de familia”.

 El agua es salobre, por lo que no tienen forma de tomarla. Aún así, mucha gente busca el servicio en la escuela básica, construida recientemente, donde se construyó un pozo para filtrante.

De la cruz y su vecina Elisa Lina Javier, la primera con 15 años en el lugar, indicaron que la junta de vecinos intentó, varias veces, conseguir que al poblado se le dote agua.

Los esfuerzos por tener redes para el suministro del agua se quedaron en encuentros con políticos y dirigentes del municipio, promesas y el buen deseo de un grupo de comunitario.

Los hogares agotaron medios para buscar el agua potable, que antes era tan abundante.

Ofrecimiento de carretera

Cuatro años a espera de la construcción de la principal vía de acceso tiene la gente de Los Cazabes.  De la Cruz indicó que el polvo los está matando. La desesperación se ha apoderado de estos pobladores, dos años después de que la obra fuera paralizada por la secretaría de Obras Públicas.

El desabastecimiento de agua empeora con el problema del tramo de carretera que conduce al barrio de Duquesa, donde se encuentra el vertedero y al que entran y salen diariamente decenas de camiones cargados de desechos sólidos. Los camiones compactadores  desparraman en el suelo parte de la basura y dejan una menuda nube de polvo, causante de muchas de las enfermedades respiratorias que le detectan a  los estudiantes de la escuela primaria. Separados por más de cinco decenios, Karina Nolasco y Enrique Jáquez narran el via crusis que han pasado. La pequeña, en tercer curso de la primaria y a sus nueve años, explicó que entra al aula con la cara y la ropa llena del  polvo que le lanzan los camiones que pasan a alta velocidad.

“Esta calle no la arreglan desde hace mucho”, precisó una hija de esta tierra al descuido. Los momentos críticos y decisivos de Jáquez, quien arribó a sus 65 años, se los causó el sufrimiento de ver la apatía que gobiernos y autoridades municipales tienen con Los Cazabes. Se quejó de que Jesús Félix no frecuenta el sector desde que obtuvo la nominación como síndico de Santo Domingo Norte.