Falta de alimentos y desastres naturales agravan la marginación de haitianos

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/1AD18B7E-E493-455D-8F10-69C71944F2CF.jpeg

Londres, (EFE).- La escasez de alimentos, el incremento del precio de los productos básicos y los desastres naturales agravaron las condiciones de vida en Haití, según el Informe de Amnistía Internacional sobre los Derechos Humanos en 2008.

El 40 por ciento de la población no tiene acceso a agua potable ni a sistemas de saneamiento, medio millón de niños permanece sin escolarizar y el pasado año aumentaron los casos de violencia sexual contra la mujer, así como el tráfico de personas a la vecina República Dominicana, agrega.

AI destaca que decenas de niños murieron de hambre tras el paso de varios huracanes por Haití, donde hubo manifestaciones de protesta, saqueos y otros actos de violencia debido al aumento del precio de los productos de primera necesidad.

Además, la falta de un gobierno efectivo desde que el primer ministro Jacques-Edouard Alexis fue destituido y hasta la elección de Michèle D. Pierre-Louis, paralizó proyectos de desarrollo esenciales, indica.

Las organizaciones de mujeres haitianas registraron en 2008 al menos 110 violaciones de niñas menores de 18 años, pero se cree que esta cifra es sólo una pequeña parte del número real, según AI, que destaca que siguieron sin adoptarse medidas jurídicas concretas para protegerlas.

Aministía indica que esto se debe, entre otros factores, a la ausencia de voluntad política, los prejuicios generalizados y la ineficacia del sistema de justicia penal.

Las autoridades haitianas tampoco aplicaron la legislación, señala el informe, contra el tráfico de personas, a pesar de que miles, incluidos mujeres y niños, son introducidas de forma ilegal en la República Dominicana.

Respecto a la situación de los presos, el documento dice que la mayoría permanece largo tiempo en detención preventiva y que, según la Sección de Derechos Humanos de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH), las condiciones de reclusión son muy malas, con sólo 0,55 metros cuadrados de espacio por recluso en las celdas.

AI indica que disminuyeron los informes sobre abusos policiales, aunque las detenciones arbitrarias sin orden judicial y la presentación de cargos sin pruebas son habituales en Haití. EFE