Falta educación causa violencia

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/3ED012B2-D844-4065-B5EC-8EA75E3448A0.jpeg

POR MARIEN ARISTY CAPITAN
El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, afirmó ayer que la violencia y la inseguridad ciudadana se han incrementado en el país por culpa de la falta de educación del pueblo dominicano.

Para lidiar con esta situación, considera de la Rosa y Carpio, será necesario que el país cambie su política de inversión en el área educativa. También que se acabe con una de las peores tragedias que tiene la República Dominicana: que los niños, en lugar de estar estudiando en las escuelas, deambulen por las calles de la ciudad.

De  la Rosa y Carpio sostuvo que la única fórmula para alcanzar el desarrollo es hacer que la educación debe ser obligatoria hasta el cuarto grado del nivel medio.

Al hablar acerca del papel de las escuelas y los institutos superiores de formación técnica, de la Rosa y Carpio resaltó que sus conocimientos no pueden ser trasnochados. “Los conocimientos que transmitan tienen que ser avanzados pero también tienen que tener excelencia, calidad y pertinencia”.

Esta calidad y esta excelencia, resaltó de la Rosa y Carpio, deben ser aún mayores en los centros en los que hay pobres, puesto que ellos son los que más lo necesitan. “Además es vital que se inviertan más recursos en la Secretaría de Educación”, dijo.

Pasando a otra preocupación de la Iglesia, de la Rosa y Carpio habló acerca de los peligros que la tecnología puede traerle a los niños. “Con tantas computadoras, ¿cómo los niños reconocerán lo que es bueno?”, se preguntó de la Rosa y Carpio agregando que es uno de los principales papeles de la Iglesia Católica: ayudarles a discernir.

“El lugar indicado para llevar a cabo esta labor es en las escuelas católicas, donde se fuerzan en llevar una educación integral a los estudiantes”, señaló.

 En reconocimiento de este esfuerzo, ayer se celebró el “Día Nacional de la Educación Católica”, una jornada en la que se premió a profesores que se han destacado por su trabajo a favor de la educación.

El acto principal que se llevó a cabo tuvo lugar en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), donde estuvieron el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez; y el presidente de Educación de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Amancio Escapa.

También asistieron Fray Carlos Morales, Mu Kien Sang Beng, en representación del rector de la PUCMM, monseñor Agripino Núñez Collado; y el subsecretario administrativo de Educación, Fausto Mota, entre otros.

La conferencia magistral fue pronunciada por monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, quien habló acerca de la importancia de la educación. Posteriormente fueron reconocidas 29 maestras que fueron nominadas como “Educador Católico del Año 2007”.

El premio de este año recayó en la profesora Josefa Estela Gómez de Hernández, quien lleva 61 años de entrega y dedicación constante a la educación católica dominicana. Doña Josefa recibió la placa que la acredita como ganadora del premio de manos de monseñor Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez.