Falta educación para mejorar la limpieza de la ciudad

Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con Ejecutivos del Ayuntamiento del Distrito Nacional encabezado por el Alcalde señor David Collado, señora Biviana Riveiro Secretaria General, señora Jacqueline Mora Directora Financiera y el señor Jesús D’ Alessandro Director de Plan Estratégico. 
Santo Domingo Rep. Dom. 27 de marzo del 2019. Foto Pedro Sosa
Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con Ejecutivos del Ayuntamiento del Distrito Nacional encabezado por el Alcalde señor David Collado, señora Biviana Riveiro Secretaria General, señora Jacqueline Mora Directora Financiera y el señor Jesús D’ Alessandro Director de Plan Estratégico. Santo Domingo Rep. Dom. 27 de marzo del 2019. Foto Pedro Sosa

El Ayuntamiento del Distrito Nacional concentra parte de sus esfuerzos en el aseo de la ciudad, para lo cual mantiene un dispositivo de obreros que limpian los barrios en distintos turnos, y camiones recolectores de basura que incluyen horarios nocturnos. Pero la gran debilidad es la falta de educación ciudadana, que impide un resultado más eficiente.
El planteamiento lo hizo el alcalde David Collado, quien destacó que ninguna ciudad resiste, financieramente, todo lo que se invierte en esa demarcación por concepto de aseo urbano.
La limpieza del principal centro económico del país le deja pérdidas al cabildo ascendentes a RD$700 millones al año, por todo el dispositivo que se tiene que articular en los 104.3 kilómetros cuadrados que corresponden a ese territorio del Gran Santo Domingo. Al hacer ese señalamiento, Collado destacó que en ciudades como Medellín, en Colombia, la recogida de la basura deja beneficios por un monto de diez millones de dólares al año.
“Tenemos camioncitos adicionales alquilados para dar servicio, porque se les dice a las personas que saquen la basura a las seis de la tarde pero lo hacen a las las diez de la mañana.

“Es un tema de educación y compromiso. Usted ve gente en el polígono central que desde sus yipetas lanza botellas de agua. Y el parque de La Lira, visitado por jóvenes de clase media alta, vaya un domingo en la mañana….”.
Collado expresó además que “tenemos obreros trabajando prácticamente las 24 horas del día, y financieramente eso no lo aguanta ninguna ciudad”.
Aunque el costo del aseo es alto, el alcalde se ufana de haber reducido las partidas por ese concepto, al aplicar determinadas medidas financieras.
“Solo en facturas, a aseo urbano le bajamos 234 millones de pesos el año pasado. La ciudad tenía un sistema de cobros que recaudaba 38 millones de pesos mensuales por la basura, y solo le quedaban 22 millones porque 16 millones se pagaban en gestión de cobros.
“Hoy estamos en números históricos, con 56 millones de pesos en cobros, casi 20 millones de pesos más. Le estamos ahorrando a la ciudad más de 180 millones de pesos al año, solo con esa decisión.

Más sanciones. Collado está consciente de que sin un régimen de consecuencias será difícil impedir que los ciudadanos lancen basura a las calles o las saquen en horas y lugares inadecuados.
En ese sentido expresó que, próximamente, anunciará un plan conjunto con la Fiscalía del Distrito Nacional para penalizar a los violadores de la ley municipal, porque sin régimen de consecuencias no se erradicará el problema.