Familia emprendedora logra éxitos en sus tres proyectos pecuarios

Familia emprendedora logra éxitos en sus tres proyectos pecuarios

La prole de Electo Santana y su esposa Idelsi Cruz: los 4 hijos Amín, Lorena, Idelsi y Yamel y los nietos, alegres.

Electo Santana, su esposa Ydelsy Cruz y sus hijos Amín, Lorena, Idelsi y Yamel, el éxito anhelado por muchos en sus proyectos de lechería, acuícola y fabricación de abono


Una familia emprendedora desarrolla tres proyectos de agroempresas
exitosos en el distrito municipal de Guanuma, ubicado en Santo Domingo Norte.

El capitán de la familia es Electo Santana, quien junto a su esposa Idelsi Cruz y sus hijos Amín, Lorena, Idelsi y Yamel, todos profesionales en diferentes áreas, ejecutan los proyectos.

La madre es profesora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Los proyectos que desarrollan en 120 tareas, son una lechería, un acuícola y otro de abono orgánico (foliar y sólido).

El proyecto de la lechería está a cargo de Amín, un joven dedicado a lo que hace con dinamismo e interés de triunfo. Tiene 40 vacas de ordeño, cuya leche vende en la comunidad.

Lo inició en 2017 con la tecnología que había en el país en ese momento: una picadora de yerba, un equipo de ordeño y otro equipo para la inseminación artificial, narra Santana.

Instaló un biodigestor para aprovechar el estiércol del ganado para producir gas metano, combustible que usan para picar la yerba para las vacas, mover el equipo de ordeñar y mojar (riego) la finca.

También producen el biol, que es la materia prima para producir el abono orgánico, que tiene el nombre de Ecobiol (foliar) y el estiércol sólido unido a la biomasa de la finca para producir un mejorador de suelos, que le han denominado Bocashi.

En ese proyecto, trabajan con la asesoría del Departamento de Agricultura Orgánica del Ministerio de Agricultura, con la finalidad de que le otorguen la Certificación de Orgánico a los productos que fabrica, explicó Santana. Precisó que cada uno de los envases de los productos que fabrican tiene en la etiqueta una explicación sencilla sobre el uso para el agricultor.

El Bocashi es una fermentación aeróbica de diferentes estiércoles. Para su preparación se usa el agua residual de los peces (tilapias de engorde). Los alevines se los compran a una empresa que se dedica a esa actividad.

En el proyecto de la producción de peces manejan unos 20 mil pescados al año, con un peso de tres cuartas a una libra, que totalizan de 15 mil a 20 mil libras en dos cosechas y media anual.

Comenzaron ese proyecto en estanques de tierra. Pero luego, con una nueva política del Banco Agrícola, lograron un préstamo de 1.5 millones de pesos a tasa cero, con los que adquirieron la tecnología de membrabana y los equipos de aireación, indispensables para el sostenimiento de esa producción.

Tienen en planes aumentar el área de producción, cuando terminen de pagar el préstamo para buscar otro. Las cosechas las venden en la finca a clientes fijos, semanal y quincenal a 120 pesos la libra.

Los tres proyectos se manejan con paneles solares, una planta eléctrica de gasoil y el gas metano del biodigestor.

Los proyectos tienen cinco empleados que viven con sus familias en la finca, los cuales son tratados como si fueran parte de la familia dueña de las empresas, según cuenta Santana, un hombre sencillo y de buen trato.
Electo está dedicado al proyecto de fabricación de abono orgánico (foliar y sólido), al que le ha puesto pasión, y ya lo tiene en el mercado con su etiquete de presentación en envases de tres galones, de uno y de un litro a diferentes precios.

El proyecto de crianza y engorde de ganado lo tiene Amín, que lo hace con dedicación y con el seguimiento adecuado para que los animales se mantengan saludables y en buenas condiciones.

Mientras, el proyecto acuícola lo tienen la madre y sus tres hijas, quienes además, se encargan de la venta de los peces. Mantienen a los clientes informados de las fechas de las cosechas

En principio, dice Santana, comenzamos con la siembra de vegetales (ají cubanela, tomate Barceló y pepino) en invernaderos de madera.

Luego, productores de Guanuma nos unimos a otros productores de Monte Plata e hicimos un contrato con un comprador suizo para venderle ajíes abaneros, quien en principio cumplió, pero luego nos causó grandes pérdidas.

Solicita al gobierno

Electo Santana, quien fue empleado público del sector agropecuario por más de 35 años, llama atención de las autoridades gubernamentales para que adopten políticas públicas que impulsen el desarrollo agrícola, porque estamos cerca del mayor mercado de demanda de productos agropecuarios debido a que ahí reside una gran población.

Precisa los que nos dedicamos a las agroempresas tenemos la experiencia de que si difícil producir, más difícil es encontrar mercado con precios rentables a la producción que generamos.

Consideró que la política de financiamiento a tasa cero que este Gobierno ha implementado para varios renglones de alimentos es muy oportuna para impulsar la producción agropecuaria, pero es también muy importante monitorear el mercado de los productos que financia el Banco Agrícola, con la finlidad de que el productor pueda vender a precios rentables, que le permita cumplir con sus obligaciones financieras con la institución bancaria.

La comercialización justa es fundamental para el desarrollo de la producción agropecuaria, ya que generalmente los productores tienen que vender sus cosechas a precios vacas muertas, como dice el dicho popular.

Las autoridades deben seguir tomando medidas que beneficien a los pequeños y medianos productores agropecuarios, que somos la mayoría de los agricultores del país, y los que producimos la mayoría cantidad de los productos agrícolas que consume nuestra población.

Le puede interesar: Personalidades celebran Navidad,  felicitan al pueblo dominicano

Publicaciones Relacionadas

Más leídas