Familia vigilante le pidió dejar el empleo

16_09_2016 HOY_VIERNES_160916_ El País6 A

Bienvenido García, el vigilante que perdió la vida el miércoles al enfrentar a unos asaltantes en el centro comercial Bella Vista Mall, tenía previsto dejar ese trabajo en diciembre próximo, para complacer a los familiares que le advertían sobre el peligro al que estaba expuesto.

Sus restos fueron velados en la casa de uno de sus siete hijos en la calle 8 casa número 35 de Buenos Aires de Herrera, y los gritos de desesperación de los demás familiares y vecinos se escuchaban desde lejos.

García fue asesinado alrededor de las 7:00 de la noche por dos asaltantes que lo sorprendieron cuando junto a su compañero Yeuris Cuevas salía del centro comercial con dos valijas de dinero que habían recogido en una entidad bancaria de la paza. Cuevas resultó herido.

Buen hombre. María Antonia Guzmán y Jackelín García, madre e hija de Bienvenido, lo definieron como un hombre ejemplar, buen padre, esposo y excelente ser humano.

Dijeron que Bienvenido tenía cuatro años trabajando en la empresa de transporte de valores G4S, donde a veces hacía horas extras.

Manifestaron que siempre le insistían en que dejara ese trabajo porque él se arriesgaba mucho al recoger grandes cantidades de dinero.

“Él era buen padre, compañero, muy respetuoso, siempre se llevaba bien con sus compañeros”, expresó Jackelín.

En tanto que María Antonia dijo que Bienvenido era un padre muy responsable y siempre le enviaba a Santiago el dinero para pagar la colegiatura de su hija más pequeña.

Dijo que residían en Villa Progreso, de donde él había venido el pasado lunes, ya que podía visitarlas cada 28 días porque le daban pocos días libres. Indicó que García antes de ser guardia de seguridad trabajaba como maestro de construcción.

Dejaría el trabajo. Jesús García, hermano de Bienvenido, contó que este le había dicho que dejaría el trabajo en diciembre ante la insistencia de su esposa e hijos por los riegos que corría.

Interrogados. El director de Relaciones Públicas, de la Policía, general Nelson Rosario, informó que han interrogado a más de 13 personas por el hecho. Indicó que de manera preliminar en una de las valijas había tres millones de pesos y en la otra RD$11,000.

Manifestó el general Rosario que los investigadores trabajan en la identificación de los asaltantes.

Rosario dijo que los asaltantes utilizaron un fusil M-16 y en la escena recogieron 16 casquillos calibre 5.56 milímetros. También ocuparon los dos revólveres que portaban los guardias de seguridad.

Herido. Cuevas recibió cuatro balazos y lucha por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico Dominicano.