Familiares de joven baleado se quejan por condiciones del Darío Contreras

Familiares de joven baleado se quejan por condiciones del Darío Contreras

En estos momentos el joven tiene un tubo drenándole los pulmones y otro por donde le están suministrando los alimentos. Fuente externa.

Afirman «el servicio es pésimo»; piden sea trasladado a la Plaza de la Salud

Familiares de Cristopher González, un joven que fue baleado por delincuentes la madrugada del pasado 25 de diciembre del 2021, denunciaron las condiciones «deplorables» en las que se encuentra en el hospital Traumatológico Doctor Darío Contreras.

Además, se quejaron por el «servicio pésimo» en dicho centro hospitalario, debido a la supuesta negligencia del personal médico. Esta es la razón por la que piden ayuda para que el joven herido sea trasladado al Centro de Diagnóstico de Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat) o la Plaza de la Salud.

«En estos momentos tiene un tubo drenándole los pulmones y otro por donde le están suministrando los alimentos. La situación y condición del hospital (Darío Contreras) son deplorables, la atención y el servicio son pésimos. Van más de tres ocasiones que por negligencia de una enfermera o de un camillero, le despegan el tubo de los pulmones y eso quiere decir que hay que volver a abrirle otro hoyo para ponerle otro tubo y es un proceso muy tortuoso para él», narraron los familiares González en una publicación hecha en las redes sociales.

Le puede interesar: Policía captura hombre acusado de la muerte de otro en Nochebuena

Agregaron que la petición no es monetaria, «sólo que lo reciban en la Plaza de la Salud o Cedimat».

¿Cómo sucedieron los hechos?

La información, publicada en Instagram con una foto del joven, establece que la madrugada del 25 de diciembre, luego de la cena de Nochebuena, Cristopher salió en su motor con su mujer embarazada y una bebé de 10 meses en brazos sin saber que en Ralma, en el sector Villa Faro, en Santo Domingo Este al final de la calle número 1, dos delincuentes le darían un tiro en el cuello para quitarle su motor y todas sus pertenencias.

Fue así como González terminó en el Darío Contreras al ser asistido por algunas personas de los predios donde ocurrió la desgracia.

«Por favor, compartan esto, para que llegue a las personas que tenga que llegar y lo puedan trasladar, para que reciba un trato digno de una persona delicada de salud. Contacto directo: 809- 905- 2240, Ramona González», concluye la publicación.

Hasta el momento, las autoridades del hospital Darío Contreras no han dado una posición sobre el caso.

Publicaciones Relacionadas