Familiares esperan en casa ayuda para  niño

Ana Daysi Díaz tiene ocho meses que no trabaja. Su único oficio es cuidar a su hijo, Anderson Suriel, quien padece de cáncer y que desde el  viernes fue desahuciado por los médicos del Hospital General de la Plaza de la Salud quienes determinaron que no tenía cura porque ya no estaba asimilando los medicamentos. “Ellos me dijeron que él no tenía cura, entonces le dije que yo me lo llevaba para mi casa”, narra Díaz, cuyo rostro no esconde la angustia de una madre preocupada, tanto por su vástago de 14 años, como por la deuda contraída.

 Alexandra Díaz, hermana de  Ana, dice  esperar las manos piadosas de quienes puedan ayudar, ya que no tienen recursos para costear los gastos y la deuda. Cualquier ayuda pueden hacerla a la cuenta del Banco Popular 00-035-0105805 y a los teléfonos 809-997-6400 y 829-330-0546.

Díaz vive alquilada y su esposo solo gana 3,500 pesos como guardia de seguridad. Su otra  niña también murió por lo mismo.