Familias, amigos y compañeros despiden a Miguel Cocco

Cientos de personas acudieron ayer a despedir al director de Aduanas, Miguel Cocco, en la funeraria Blandino, donde se  ofició una misa de cuerpo presente, se le rindieron  honores militares y posteriormente sus restos fueron cremados y entregados a sus familiares. En medio del llanto y dolor de  familiares, amigos y empleados de  Aduanas, sonaron los 21 cañonazos disparados por un batallón de las Fuerzas Armadas en la avenida Abraham Lincoln, frente a la funeraria. El Vicepresidente Rafael Alburquerque presidió los actos funerales.

Cientos de personas acudieron ayer a despedir al director de Aduanas, Miguel Cocco, en la funeraria Blandino, donde se  ofició una misa de cuerpo presente, se le rindieron  honores militares y posteriormente sus restos fueron cremados y entregados a sus familiares.

En medio del llanto y dolor de  familiares, amigos y empleados de  Aduanas, sonaron los 21 cañonazos disparados por un batallón de las Fuerzas Armadas en la avenida Abraham Lincoln, frente a la funeraria.

Mientras se le rendían los honores militares, numerosas personas  subieron a las azoteas de los edificios próximos para observar el último adiós a  Cocco.

La ceremonia fue encabezada por el vicepresidente Rafael Alburquerque, miembros del comité político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), empleados de Aduanas, familiares, amigos,  funcionarios y ex compañeros de lucha revolucionaria.

Antes de  la ceremonia  se ofició un acto religioso en la funeraria, que fue encabezado por el sacerdote Benito Ángeles y el pastor Miguel Núñez.

A nombre del PLD habló Euclides Gutiérrez Félix, quien dijo que Cocco prestigiaba  la administración pública por su capacidad de entrega y servicio.

En tanto, Katerine, hija de Cocco, agradeció la solidaridad de amigos, funcionarios y del pueblo.

Miembros de la denominada “Confraternidad de Canillitas” cantaron los himnos de la Revolución Constitucionalista de Abril 1965 y del  Movimiento 14 Junio y gritaron varias consignas, entre ellas  “Viva el comandante Guillermo” (su nombre revolucionario) y “Miguel,  querido, el pueblo está contigo”.

A las 10:55 a.m., un soldado de la Marina  sufrió un desmayo y fue trasladado  a una ambulancia. “Eso es que está comiendo demasiado”, dijo el jefe de la Marina,  Homero Luis  Lajara Solá.

Cocco, padre de cuatro hijas,  murió el pasado miércoles a los 62 años,   en la unidad de Cuidados Intensivos del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y  Teleconferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), adonde había ingresado dos semanas antes.

Zoom

Testimonios

1.  El secretario de Educación, Melanio Paredes, definió a Cocco como un patriota   y un servidor público probo.

 2.  Wilton Guerrero, senador de Peravia, dijo que el director de Aduanas era una persona insustituible.

3.  Celedonio Jiménez dijo que  Cocco fue un hombre de gran autoridad moral, lo cual no era ajeno a su militancia de izquierda.

Las frases

1.  Tiempo en Aduanas

 Cocco dirigió  Aduanas  durante ocho años y 9 meses. Modernizó  la institución y  no cesó un segundo en el combate de la corrupción.

2.  Dos días en funeraria

 Sus restos fueron expuestos   desde la tarde de miércoles hasta las 10:00 de la mañana de ayer en la funeraria Blandino, donde acudieron miles de personas de diferentes estratos sociales.

3.  Lágrimas de verdad

 Cuando se le daba el último adiós a Cocco en la funeraria Blandino,  no sólo lloraron familiares, sino amigos, conocidos y empleados de Aduanas.