Familias paran trabajos Línea 2 Metro hasta que las reubiquen

Moradores  de Gualey

En medio de una gran tensión y bajo estrictas medidas de seguridad, la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (Opret) se responsabilizó con los afectados por la caída de una armazón de acero que derribó casas debajo del puente Francisco del Rosario Sánchez, en Gualey, donde resultó lesionada una mujer con apenas 24 días de parida y quien se salvó milagrosamente junto a su criatura.

Sin embargo, los habitantes del lugar no permitieron que continuaran ayer los trabajos del Metro hasta que la Opret los reubique en un lugar seguro, ante el temor de una desgracia mayor. Rodeados de policías y militares, el subdirector de la Opret, Leonel Carrasco, y un equipo de ingenieros bajaron al lugar del hecho para evaluar los daños causados por el accidente que desplomó cuatro casas.

Luego del recorrido, Carrasco informó que las familias en riesgo serán removidas, pero solamente aquellas que habitan cerca de donde ocurrió la caída del canasto. De manera preliminar, el funcionario, quien se veía nervioso, prevé que las familias a reubicar serían 12 o 13, aunque podrían ser más, lo que determinará la investigación.